Empresa Salud

El absentismo laboral aumentó en 2015 y costó 9.000 millones

Son datos que recoge el último informe de Adecco sobre absentismo laboral. Un fenómeno que que se repite por segundo año consecutivo y que puede responder a la mejora de la situación económica.
Escrito por Lara Olmo

Son datos que recoge el último informe de Adecco sobre absentismo laboral. Un fenómeno que que se repite por segundo año consecutivo y que puede responder a la mejora de la situación económica.

El absentismo laboral volvió a incrementarse en 2015 y ya son dos años consecutivos de tendencia. Un fenómeno que supuso para las arcas de las empresas y de la Seguridad Seguridad un gasto de casi 9.000 millones de euros.

Así se desprende del V Informe Adecco sobre Absentismo, que recoge una tasa de absentismo laboral del 4,7%, tres décimas más que el año anterior. Para calcularla se han empleado datos sobre horas trabajadas y no trabajadas procedentes de la Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Este fenómeno supuso un coste para la economía nacional de exactamente 8.989 millones de euros, repartidos entre Estado y empresas.

Las compañías gastaron para abonar la prestación en los primeros días de baja cerca de 4.000 millones de euros (3.857 millones) en 2015, un 13,7% más frente al año anterior.

Por su parte a la Seguridad Social le ha supuesto un coste directo por prestaciones de más de 5.000 millones (5.132 millones de euros). Es un incremento del 8,16% en relación a 2014.

La mitad de las empresas tienen problemas par cubrir puestos de trabajo

A esto hay que añadir el coste de oportunidad en términos de la producción de bienes y servicios que dejaron de producirse a causa del absentismo, cifrado en 52.387 millones. Así, en total la pérdida ascendió durante el pasado año a un total de 61.376 millones, un 10% más que en 2014.

Según este informe, el incremento del absentismo laboral se aplicaría en gran medida por la mejora de la economía y del empleo durante los dos últimos años. Así, cuando el mercado laboral está debilitado hay menos bajas laborales porque la gente teme perder su empleo. En cambio, al mejorar la situación económica ese riesgo disminuye, y el absentismo vuelve a aumentar. 

Lo afirman con datos en la mano: del año 2000 al 2007 el absentismo creció del 3,7% al 4,9%, para estabilizarse y reducirse ligeramente entre 2008 y 2011, en torno al 4,7%. La bajada más profunda tuvo lugar en 2012 y 2013, al 4,3% y 4,1% respectivamente. En 2014 se produjo un leve repunte, por primera vez en seis años, que se agudizó durante 2015 hasta llegar al mencionado 4,7%.

Trucos para ser más productivo si te toca trabajar de noche

El factor más común en la mayoría de bajas laborales es la incapacidad temporal (conocida como IT), y dentro de esta categoría las bajas por enfermedad común son casi cinco veces superiores a las producidas por accidentes de trabajo.

El estudio concluye que el absentismo fraudulento asociado a bajas por incapacidad temporal durante los años de fuerte expansión económica (2001-2007) desapareció durante la crisis.

Vía | adecco.es

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.