Empresa

EEUU eleva la guerra comercial con China: limitará la inversión roja en Silicon Valley

China obliga a sus habitantes a instalar una app espía en sus smartphones

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos está preparando restricciones que bloquearían a firmas con al menos un 25% de propiedad china a la hora de comprar compañías estadounidenses con “tecnología industrialmente significativa”.

La agresiva carrera proteccionista de Donald Trump podría llevar la guerra comercial con China a otro nivel. Después de haber impuesto duros aranceles a las importaciones llegadas del Gigante Asiático (al igual que a las europeas, entre otros lares), ahora el gobierno norteamericano planea también limitaciones a la inversión china en empresas de tecnología de EEUU.

Según ha adelantado el Wall Street Journal, el Departamento del Tesoro de Estados Unidos está preparando restricciones que bloquearían a firmas con al menos un 25% de propiedad china a la hora de comprar compañías estadounidenses con “tecnología industrialmente significativa”.

Desde la Administración del hombre de cabellos dorados se quejan de que China está malversando la tecnología de Estados Unidos a través de empresas conjuntas y otras políticas comerciales laxas. Igualmente, estas limitaciones serían la respuesta de Trump al ambicioso plan industrial ‘Made in China 2025’ del gobierno comunista y que busca mejorar las capacidades chinas en áreas como TIC, aeroespacial, ingeniería marina, productos farmacéuticos, vehículos eléctricos o robótica.

¿Cómo afectaría a España una guerra comercial entre EEUU y China?

No se trata de una medida que pille a nadie de sorpresa, pese a todo. La Casa Blanca ya anunció el pasado 29 de mayo que la Administración Trump seguiría adelante con las restricciones a la inversión de las compañías chinas en Estados Unidos, así como controles de exportación “mejorados” para los bienes exportados a China, y que los detalles se anunciarían antes del 30 de junio.

La actual legislación en EEUU otorga al presidente autoridad para restringir los activos que se comercializan o se permiten en negociaciones privadas en función de las preocupaciones de seguridad nacional. La IEEPA, que así se llama la norma, fue ampliamente invocada después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 para cortar el financiamiento de las redes terroristas.

De acuerdo a la información conocida hasta el momento, las restricciones solo afectarán a los nuevos acuerdos y compra-ventas y no afectaría a los ya existentes. Igualmente, se determina que las limitaciones planeadas no distinguirán entre las compañías estatales chinas y las privadas.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.