Empresa

¿Dejará Meg Whitman su sillón de HPE para liderar la caótica Uber?

meg whitman

Meg Whitman, actual consejera delegada de Hewlett Packard Enterprise, figura entre los seis candidatos finales a ocupar ese mismo puesto en Uber tras la polémica salida de Travis Kalanick.

Travis Kalanick, fundador de Uber y su consejero delegado hasta hace apenas un suspiro, podría acabar conociendo el significado de lo que es la ironía de la vida, el destino o el karma… según se prefiera. Y es que, de ser cierta la rumorología, una mujer podría acabar ocupando el mismo sillón desde el que este personaje hacía oídos sordos a sus empleadas que sufrían acoso sexual.

Y no sería una mujer cualquiera. Si primero se pensó en Arianna Huffington como posible sucesora de Kalanick en la app de transporte colaborativo (un extremo que ella misma acabó por negar), ahora todos los ojos de la industria tecnológica miran en una misma dirección, la de Meg Whitman. La actual CEO de Hewlett Packard Enterprise sería una de seis candidatas finales para ocupar la máxima responsabilidad de Uber, según adelanta Bloomberg.

Whitman fue la responsable de la división de la antaño todopoderosa HP en dos compañías independientes (HP Inc. y la mencionada HPE), incapaz de levantar los malos datos de la firma tras la era de Léo Apotheker. También fue excandidata a gobernadora de California por los republicanos en dos ocasiones.

También entró en eBay en el año 1998 cuando contaban con 30 empleados y 4 millones de dólares de ingresos; en 2007 dejaba la compañía con 15.000 empleados y 8 billones de dólares de ingresos anuales. Pero no todo fueron luces en su periodo como responsable de la empresa de subastas. Tras comprar Skype por 2.600 millones de dólares con una clara intención de diversificar, acabó vendiéndola por 1.400 millones.

Volviendo a las ironías de la vida, una empresa de reciente creación como Uber vale actualmente más del doble (69.000 frente a 29.600 millones de dólares) que HPE, toda una histórica del sector TIC. Eso sí, al futuro consejero delegado de Uber le esperan numerosos problemas a solventar de forma urgente. A los ya mencionados sucesivos escándalos sexuales debemos unir los malos resultados económicos de Uber –que le han costado el puesto a su director financiero-, la revelación de que la empresa espiaba a sus usuarios de iPhone o el juicio pendiente por haber supuestamente robado más de 14.000 documentos sobre el coche autónomo de Waymo/Uber.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.