Empresa

Si alquilas habitualmente tu vivienda en Airbnb debes cotizar como autónomo

Si alquilas habitualmente tu vivienda en Airbnb debes cotizar como autónomo

Varios expertos coinciden en que aquellas personas que alquilen su vivienda de forma habitual en la plataforma colaborativa Airbnb deberán cotizar como autónomos, apuntando al Salario Mínimo Interprofesional como medidor de la frecuencia.

El fenómeno Airbnb ya es imparable: según su última ronda de financiación, la startup está valorada en 31.000 millones de dólares en la actualidad y solamente en nuestro país, alojo a 5,4 millones de huéspedes durante el pasado ejercicio, el 7,1% de todos los visitantes extranjeros reconocidos por el INE. Sin embargo, son muchos los problemas que han surgido en torno a la regulación legal y fiscal de este tipo de plataformas de economía colaborativa.

Mientras que todavía se desconoce cómo incidirá cada vez en mayor medida este tipo de actividad sobre la economía tradicional y el sector hostelero califica a Airbnb de competencia desleal -un fenómeno similar a la encarnizada lucha entre taxistas y plataformas de transporte colaborativo como Cabify y Uber-, abogando por su regulación y el pertinente pago de impuestos, en muchas ciudades del mundo ya se ha apostado por poner un límite máximo al número de noches al año que un usuario puede alquilar su vivienda: 90 días en el caso de Londres60 en el caso de Amsterdam. Otros lugares como Berlín o Nueva York prohibieron los alojamientos a corto plazo de viviendas completas.

Gentrificación 2.0 y turistificación, las consecuencias del “efecto Airbnb”

En nuestro países, varios expertos consultados por el medio Valencia Plaza han apuntado a la posibilidad de que la Administración exija a determinados perfiles que se lucran del alquiler habitual de una o varias viviendas que se den de alta como autónomos, ya que aunque los creadores de Airbnb hayan calificado su fórmula como un ingreso económico extra a final de mes, el modelo ha derivado en un gran negocio para agencias turísticas y propietarios individuales que se lucran mediante la plataforma y se benefician del vacío legal existente, pese a que Hacienda ya ha exigido a Airbnb la cesión de datos de sus clientes.

El profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de València, Adrián Todolí, ha indicado que la frecuencia habitual a la hora de prestar el servicio es la referencia principal para que exista obligación para darse de alta como autónomo, excluyendo por tanto los casos en los que la actividad se lleva a cabo de manera ocasional o aislada. En su obra “El trabajo en la era de la economía colaborativa”, explica que “el nivel de dedicación es lo que distingue al profesional del particular, la cuestión vendrá por cómo medir ese nivel de dedicación y dónde trazar la línea de separación”. 

Alquiler habitual, actividad económica y ganancias equivalentes al SMI: te toca darte de alta

Para este experto lo fundamental son las unidades temporales y no el beneficio económico -por ejemplo, ingresar de golpe 1.000 euros de alquiler por una semana y no volver a alquilar la vivienda no exigiría el alta-. En su libro plasma que el TSJ de Valladolid condenó a un actor al encuadramiento en el régimen del RETA por realizar actividades cercanas a la “gestión hotelera” en el alquiler de una vivienda vacacional. Aquí entra otro factor clave: si se contratan otros servicios como personal de limpieza por hora ya no puede considerarse un simple arrendamiento de vivienda, sino que se trata de una actividad económica puesto que es el “actor quien ha de concertar los alojamientos, enseñarles si hay demanda y recibir a los clientes”.

Adrián Todolí concluye que “realizar actividades en este nuevo modelo de negocio llamado economía colaborativa no parece en absoluto excluido del Régimen de trabajo autónomo ni de las obligaciones de cotización. Los Tribunales entienden que la simple gestión –contabilidad y administración- de una actividad económica es suficiente considerar que se realiza un trabajo personal y directo incluyendo aquí las actividades de gestión de bienes en alquiler”. 

5 reglas de oro para no sufrir estafas en Airbnb

Por otra parte, Inmaculada Ballester, profesora titular de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social de la Universidad Jaume I de Castellón y magistrada suplente del TSJ de Valencia, señala que la normativa que regula el régimen especial de los trabajadores autónomos no específica claramente cuando el desarrollo de una actividad profesional e ingresar dinero por ello requiere cotizar cada mes como autónomo. La experta apunta al Salario Mínimo Interprofesional como una fórmula de medición de la habitualidad.

Si recibes una cuantía mínima equivalente al SMI cada mes podrían exigirte que te des de alta como trabajador por cuenta propia, especialmente si esta clase de actividades colaborativas salen a la luz y la inspección de trabajo interviene. En ese momento, es probable que se considere que los particulares que alquilan sus viviendas deben cotizar y darse de alta en el Reta.

Fuente | Valencia Plaza

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • Ranton de armario

    Me parece que no hace falta ser un “master del universo” en derecho laboral, si los ingresos suponen menos del SMI no es necesario darse de alta, en otro caso sí. Como es temas de jubilados que reciben ingresos, trabajadores por cuenta ajena que hacen chapus… etc.

  • Ranton de armario

    Lo anterior siempre que estés como trabajador por cuenta ajena en otro “business” a los parados esto no le vale (y menuda gracia para ellos…) Leña al emprendimiento.