Empresa

Cuándo rechazar una oferta de empleo: 6 señales reveladoras

oferta de trabajo

El candidato no es el único que se somete a examen durante una entrevista. Antes de aceptar un trabajo debes valorar si la empresa se trata del lugar adecuado para ti o no. Descubre 6 señales de que deberías rechazar la oferta de empleo.

Hay algunos lugares de trabajo realmente tóxicos, y cuanto antes aprendas a identificarlos mejor. El objetivo es que puedas detectar este tipo de empresas en la entrevista de trabajo y así saber cuándo rechazar una oferta de empleo – siempre que puedas permitírtelo.

Y es que, al igual que la entrevista es una oportunidad para que la empresa conozca al candidato, también es el momento para que el candidato conozca a la empresa a fin de decidir si es el tipo de sitio donde le gustaría trabajar.

Eso sí, en tan solo 20 minutos de entrevista es complicado conocer a fondo la cultura de una empresa (ambas partes muestran su lado bueno en este encuentro). Así meterte a una plataforma como Glassdoor puede ayudarte, pero también tienes que tener en cuenta que la mayoría de las personas tienden a meterse para dejar un comentario negativo, no positivo.

La mejor manera de rechazar una oferta de trabajo que no te interesa

Por ello, lo mejor es que lo compruebes tu mismo. Puedes hacerlo prestando atención a estas 6 señales:

  • Observa cómo entran y salen los trabajadores de la oficina: ¿Tienes la entrevista por la mañana? Ve con algo de antelación y observa con qué cara entran los trabajadores al edificio, ¿reflejan ganas de trabajar? ¿van corriendo agobiados por llegar tarde? ¿se dirigen a la puerta sin ningún tipo de entusiasmo? Su actitud ante el nuevo día laboral puede decirte mucho sobre la empresa. Si en cambio tienes la entrevista a última hora espera para ver cómo salen de la oficina después de trabajar, ¿están animados? ¿exhaustos? ¿enfadados?
  • Pregunta por los principios de la empresa: Pero no quieres que simplemente los enumeren, pídeles historias y ejemplos que reflejen los principios de la empresa. Si no se les ocurre ninguna probablemente no se atengan a los mismos.
  • Fíjate bien en el ambiente: ¿Las personas con las que te has cruzado al entrar te han saludado? ¿O simplemente han pasado de largo? Esto puede indicar el grado de compañerismo y buen ambiente dentro de una empresa. Así, también puedes fijarte en las expresiones de los empleados, ¿parecen felices? ¿o el silencio es aterrador?
  • Mira los escritorios de los empleados: Cuando estés esperando para hacer la entrevista o dirigiéndote a la sala donde tendrá lugar el encuentro aprovecha para fijarte en los escritorios de los empleados: ¿tienen algún grado de personalización? A no ser que tengan un plan de oficina sin asientos asignados lo normal es que personalicen mínimamente sus mesas, una señal de que planean quedarse un tiempo porque están cómodos.
  • Mira la hora y observa qué están haciendo los empleados: ¿Es la hora de comer y están todos los trabajadores pegados al ordenador? Una empresa que no motiva a sus empleados a hacer descansos no es el tipo de sitio donde quieras trabajar.
  • Ve al baño: Visitar el baño parece una técnica extraña para decidir si aceptar o no una oferta de empleo, pero puede decirte mucho sobre un lugar de trabajo. Si no está cuidado – hay papeles por el suelo, por ejemplo – implica que los empleados no tienen respeto por ese espacio y posiblemente tengan un motivo.

Vía | Fast Company

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.