Empresa

Cuándo acudir a una entrevista de trabajo aunque no te interese el puesto

Entrevista de trabajo

Puede darse el caso de que te contacten para una entrevista de trabajo pero ya tengas empleo o no estés interesado en el puesto. Descubre qué hacer y cuándo ir.

No siempre nos interesarán todas las ofertas de trabajo que nos lleguen; posiblemente ya tengas empleo, o simplemente no es el tipo de puesto o empresa que estabas buscando. Pero, ¿cómo debemos reaccionar cuando nos ofrecen un trabajo que no queremos? ¿debemos acudir a la entrevista aunque en un principio no tengamos intención de aceptar la oferta?

Realmente no existe una sola respuesta, debes evaluar cada situación a fin de determinar si merece la pena dedicar parte de tu tiempo hacer la entrevista aunque no quieras el puesto.

Pros:

  • Te convendrá hacer la entrevista de trabajo para practicar. Tendrás la oportunidad de ensayar tus respuestas, y además conocer más dinámicas y preguntas típicas de los entrevistadores. Cuanto más practiques, mejor se te dará y más natural serás en tu próxima entrevista. Además, no sentir los nervios habituales te permitirá prestar atención a los más mínimos detalles, como tu lenguaje corporal o tu postura en la silla.
  • Es importante que dejes lugar a la duda. Analiza bien la oferta y la empresa, ¿realmente no hay nada que te llame la atención? Tal vez te lleves una grata sorpresa, y estabas ante una oferta de empleo poco atractiva, pero frente a un trabajo y una compañía realmente apasionantes.
  • Ir a una entrevista de trabajo que no te interesa puede abrirte puertas. Tal vez no te interesa el puesto que te han ofertado, pero si tengan otras vacantes que encajen mejor con tu perfil. Es conveniente que acudas al encuentro y des una buena impresión, asegurándote de dejar claro que tipo de actividades te interesan más y cómo podrías ser de ayuda para la empresa. Además, si en ese momento no surge nada, presta atención a las ofertas de trabajo que publiquen en un futuro, el reclutador ya te conoce y si le gustaste te tendrá en cuenta si manifiestas tu interés en otro puesto alternativo.

Qué hacer (y que no) cuando esperas la respuesta a una entrevista de trabajo

Contras:

  • Ir a la entrevista requiere tiempo, tanto para desplazarte y hacerla, como la preparación previa. Si estás estresado en tu trabajo actual, o tienes muchos asuntos pendientes, tal vez sea mejor renunciar a la práctica. Además, de poco servirá ir si ni si quiera tienes un hueco para prepararte la entrevista antes de ir.
  • Puede que simplemente te confunda más. En caso de que seas una persona indecisa y por fin hayas logrado concretar exactamente en qué rumbo quieres dirigirte con tu carrera profesional, es mejor que lo rechaces las ofertas que no tengan nada que ver. Buscar empleo puede ser desesperante, y puede provocar que te aferres a lo primero que se te cruce, pero si puedes permitírtelo ten paciencia hasta que salga algo que realmente quieres.
  • Si vas a reflejar tu falta de interés durante la entrevista ni te molestes. Si no muestras entusiasmo el reclutador puede sentir que le estás haciendo perder el tiempo; si tras valorar la situación finalmente decides ir tómatelo en serio, prepárate como lo harías para un trabajo que te interesa y dale las gracias al entrevistador por su tiempo. Recuerda que el objetivo es hacer contactos, no perderlos.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!