Empresa

La crisis y el paro crean una generación de jóvenes enfermos

Crisis paro crean generacion jovenes enfermos
Escrito por Óscar Condés

El prestigioso Financial Times lleva a su portada los problemas de desempleo de los jóvenes españoles y afirma que se está generando un peligroso legado.

El diario británico tiene claro que, a pesar de la recuperación económica, la crisis ha afectado sobre todo a los más jóvenes. Los datos oficiales muestran que 1,85 millones de españoles menores de 34 años no tiene empleo, y las consecuencias de esta situación pueden ser muchas para estos jóvenes que tienen que afrontar una dura realidad, la de que su emancipación es complicada y no hay visos de que la situación cambie a corto o medio plazo.

De ellos, alrededor del 20% engrosan la lista de los llamados “ninis”, que ni estudian ni trabajan, y un alto porcentaje ha tenido que emigrar para buscar empleo fuera de España. Mientras, los pocos que consiguen trabajo en nuestro país tienen que convivir con sueldos bajos y condiciones precarias.

Así, desde el Financial Times afirman que “el mercado laboral no sólo está creando jóvenes pobres, está creando también jóvenes enfermos. Los psicólogos españoles han estado advirtiendo durante años de que la generación que se encuentra en esta situación está sufriendo más allá de los que dicen las estadísticas económicas y del mercado laboral“.

crisis y paro crean generacion jovenes enfermos apoyoPortada de la edición online del Financial Times

Adolescencia prolongada

Josep Blanch, profesor de psicología social aplicada en la Universidad Autónoma de Barcelona, está convencido de que “sin un trabajo seguro, tu vida carece de certeza y seguridad… No puedes hacerte una idea de cuando vas a poder tener hijos y formar una familia. Se pierde la capacidad de planificar y dirigir tu propia vida“. Esta situación obliga a los jóvenes a vivir en una adolescencia permanente, ya que las vías para lograr la madurez y la independencia están bloqueadas por los problemas del mercado laboral. Así, los jóvenes sufren comúnmente una serie de síntomas como la ansiedad y la depresión, además de un fuerte sentimiento de injusticia contra ellos.

Además, si cualquiera de estos jóvenes sin empleo logra un trabajo, el salario y las condiciones laborales serán distintas a las de sus compañeros con contratos indefinidos. Trabajarán junto a trabajadores con contrato estable, sueldos más altos y mejores condiciones porque tienen mucha más antigüedad en la empresa, y sin que esto signifique nada en cuanto a la calidad y productividad del trabajo de unos y otros.

Todo esto está haciendo que el 80% de los jóvenes entre 16 y 29 años sigan viviendo en la casa de sus padres. Y es que, como decimos, aunque logren trabajo los empleos precarios no permiten la emancipación a esta generación de jóvenes afectados por la crisis y el paro.

Vía | El Economista

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.