Empresa

Consejos para negociar tu primer sueldo

consejos-negociar-primer-sueldo
Escrito por Ana Muñoz

¿Acabas de licenciarte o graduarte y ya tienes un puesto de trabajo fijo? Te damos una serie de consejos para negociar tu primer sueldo.

Negociar un sueldo siempre es un tema complicado de sacar, pero aún lo es más cuando es tu primer salario.

Y es que aquí tendrás que demostrar tus habilidades, así como hacerlas valer ante una figura de autoridad.

¿Me merezco un aumento de sueldo? Descúbrelo con este método

Sin embargo, no hay que tenerle miedo, ya que todos hemos tenido una primera vez.

Para que ese temor disminuya, te mostramos una serie de consejos para negociar tu primer salario.

Si quieres saber cuáles son, echa un vistazo a esta lista.

1. Haz una búsqueda

buscar documentos

Nunca pongas una cifra sobre la mesa sin antes haber hecho una búsqueda para puestos similares en otras empresas o en portales de empleo especializados.

Si no sabes por dónde comenzar, nosotros te recomendamos echar un vistazo a esta Guía Salarial de Hays, que muestra los sueldos medios de tu profesión.

2. Crea un presupuesto

¿Cuánto dinero cuesta arrancar una empresa?

Después de haber hecho una búsqueda general, tienes que tener en cuenta las circunstancias del puesto. Por eso, lo mejor es que crees un presupuesto real de lo que tardas en llegar a la oficina, el transporte, dietas, etc. En definitiva, de los gastos que te pueda ocasionar desplazarte a tu nuevo empleo.

Así, una vez tengas todo eso localizado, tendrás que elaborar un sueldo acorde con tus habilidades y con los requerimientos para el trabajo.

3. Evita el tema durante la entrevista

entrevista reclutador

Es muy importante que no hables de tu sueldo durante la entrevista de trabajo.

Si un reclutador quiere negociar en ese momento, no te pongas nervioso. Intenta desviar el tema y dile que preferirías hablar de tu salario una vez hayáis discutido los detalles de tu puesto de trabajo.

Si insiste, puedes proporcionarle un rango de sueldo teniendo en cuenta la investigación que has hecho previamente.

4. El contexto

darse la mano negociar

Todo no es el dinero. No olvides los beneficios relacionados con tu puesto de trabajo, como por ejemplo los bonus, seguro de salud, servicios adicionales, dietas, etc.

5. Mantén tu ego a raya

ego

Por un lado tienes que ir preparado y con confianza en ti mismo para negociar tu primer sueldo; por otro, no puedes forzar la máquina, así que no dejes que se te suba el ego a la cabeza.

La única forma de saber cómo encontrar el equilibrio entre ambas partes es la práctica, así que no te preocupes si no te sale bien a la primera.

En cualquier caso, no dejes que una compañía te pague menos de lo que deberías percibir, ya que debes hacerte valer.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.