Empresa

Consejos para adaptar tu casa si trabajas como freelance o autónomo

Cómo puedes preparar tu casa para trabajar como freelance o autónomo

¿Trabajas desde tu casa como trabajador remoto, freelance o autónomo? En tal caso, la organización del espacio es fundamental para alcanzar altas cotas de productividad y tener unas condiciones laborales óptimas para desempeñar tus tareas.

Al igual que las oficinas deben estar pensadas para lograr la mejor comodidad y rendimiento de los trabajadores, o los espacios de coworking ponen todos los elementos clave a tu disposición para trabajar de la mejor forma posible, si trabajas desde casa como autónomo o freelance debes acondicionar tu lugar de trabajo, tanto para alimentar tu motivación y disciplina, como para una conciliación adecuada o separar de forma adecuadamente la vida personal y la laboral, además de alcanzar los índices de productividad deseados.

Trabajo desde casa por Internet: ventajas e inconvenientes

Para que aproveches al máximo tu espacio de trabajo en casa, no te sientas abrumado por el desorden o los pocos metros cuadrados y escapes de las múltiples distracciones laborales que puedan surgir en el camino, hemos preparado para ti la siguiente batería de pequeños consejos.

Cómo acondicionar tu espacio de trabajo en casa como freelance o autónomo

  • Identifica el espacio más versátil: Si trabajas en casa, deberás “convertir” una habitación en tu pequeño despacho u oficina, a ser preferible si dispones del espacio, destinado exclusivamente a tu actividad profesional, y por tanto, a albergar tu equipo y tus elementos indispensables de trabajo. Es recomendable, para tu concentración, que el punto de trabajo sea fijo.
  • Condiciones óptimasEl color, la temperatura y la luz son muy importantes para que tu oficina no se convierta en una cueva. La temperatura idónea está entre los 22 y los 25 grados, mientras que la luminosidad entre los 500-1000 lux es óptima -la natural aún mejor-. En cuanto a los colores, si recibes a clientes en casa, puedes crear identidad corporativa y crear tu paleta de colores en relación a tu marca y a la psicología del color. Las plantas transmiten vida y son un elemento decorativo muy positivo.
  • Gestiona la compatibilidad: Si vives con más personas -familia, amigos, pareja, compañeros de piso- y no dispones de una habitación o espacio en el que llevar a cabo tu trabajo de forma exclusiva, es adecuado que negocies las condiciones del mismo, que delimites claramente tus horarios y huyas de tu espacio de ocio. Por ejemplo, aunque trabajes de noche, no es adecuado que lo hagas desde el dormitorio con tu pareja. También es importante, al contrario, abandonar por completo el espacio de trabajo durante tu tiempo libre. 
  • Cero ruidos: A ser posible, instala tu rincón de trabajo todo lo lejos que puedas de los focos de ruido, como la calle y el tráfico o el sonido de los electrodomésticos. 
  • Silla cómoda y buen equipo: Si trabajas con el ordenador, debes cuidar tu postura corporal al máximo, por lo que una buena silla y una pantalla adecuada para tu visión te salvarán de problemas de ojos y de espalda. Cabe recordar que la pantalla del ordenador debe estar a la altura de tus ojos y en posición frontal. Además, la distancia idónea entre la pantalla y tú es de 40 centímetros aproximadamente. En este artículo te contamos cómo mejorar tu salud si trabajas con el ordenador.
  • Orden y limpieza: Un espacio con ropa tirada, lleno de papeles revueltos, con polvo o restos de comida, no solo es insalubre y poco estético, sino que puede hacer descender a los infiernos tus niveles de productividad. Ten un calendario de limpieza y tus archivos ordenados junto a todos los elementos del espacio. Además, puedes tener algún elemento de gaming para los descansos.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.

  • José

    Lo más complicado siempre son los demás. La familia, que no entiende el concepto de trabajar desde casa es como si no estuviera en casa pese a estar allí físicamente.
    Me siento todos los días como el vídeo que se ha hecho viral hace poco del que entrevistan en la CNN y salen los niños por detrás dando guerra.
    Pues así todos los días.