Empresa

Las mejores técnicas para motivarte al volver al trabajo tras las vacaciones

Las mejores técnicas para motivarte al volver al trabajo tras las vacaciones

Septiembre es el mes por excelencia en el que el año se reinicia y toca pisar de nuevo la oficina, enviar facturas, descolgar el teléfono para hablar con clientes y proveedores, ponerse frente a la bandeja de entrada de correo electrónico y poner alarma para madrugar. ¿Sabes cómo motivarte ante la vuelta al trabajo?

Las vacaciones son el momento del año concebido para relajarnos, disfrutar y desconectar del trabajo, pero como todo lo bueno se acaba, siempre llega el momento en el que tocan a su fin y exigen reunir la fuerza de voluntad y la perseverancia suficientes para enfrentarse a cientos de emails pendientes, proyectos por retomar y jornadas laborales largas sustituyendo las horas de playa, los viajes o el descanso.

Claves para superar el síndrome postvacacional

Muchas personas padecen síndrome postvacacional. un problema que no se trata en si mismo de una enfermedad, sino de un proceso de adaptación a la rutina que se manifiesta a través de síntomas como la ansiedad, el estrés, un rendimiento laboral bajo y poco productivo, bajones anímicos y sensación de fatiga. Otros, aunque no lleguen a tales extremos, sienten pereza, desmotivación y angustia al tener que retomar su trabajo, ya sea desde casa, desde la oficina de empresa, pequeño negocioespacio de coworking.

Para afrontar el proceso de vuelta a la rutina y el posible síndrome postvacacional, la tecnología puede ser tu gran aliada. Desde la firma española de tecnología Primux aportan diversas estrategias que puedes llevar a cabo, recomendadas por David Ramírez, psicólogo y docente de la Universidad de Navarra.

4 recomendaciones tecnológicas para volver al trabajo

  • Transición paulatina: Hay que evitar volver directamente a la oficina, ya que tendremos muchas tareas pendientes al regresar a casa. Intenta por tanto, llegar algún día antes de la reincorporación laboral para poder poner la casa a punto, realizar la compra. organizar la agenda y programar alguna cena o quedada con amigos o familiares a los que llevas semanas sin ver.
  • Un buen equipo te ahorrará muchos disgustos: Debes contar con materiales de primera calidad en tu trabajo para que tanto tu salud física como mental se encuentre en equilibrio. Según tus necesidades, un buen portátil en el caso de los freelance, trabajadores remotos y personas que trabajen frente al ordenador, así como una silla cómoda u otras infraestructuras técnicas son muy necesarias para facilitar el retorno a la rutina. Es fundamental que el material con el que cuentas se adapte lo máximo posible a tus necesidades. 
  • Dosifica el trabajo: Para que el estrés no se dispare hasta las nubes, es importante no comenzar a trabajar de golpe o pretender responder a todas las llamadas en una tarde o contestar de una tacada todos los mensajes de correo electrónico pendientes. Según David Ramírez, no debes “enfrentar la situación como si en el primer día debiéramos resolver todo lo que nos dejamos pendiente antes de vacaciones”. Dosificando evitarás el agotamiento y tendrás mejor rendimiento y más productividad.
  • Recuerda el resto de horas restantes en el día para ti: Aprende a organizar bien tu tiempo para disfrutar de la transición al trabajo tras las vacaciones. Motívate a través de pequeños planes al finalizar la jornada, disfruta del fin de semana y guarda un rato en el día para pasear al aire libre, practicar yoga o meditación, hacer deporte, escuchar música o desarrollar alguna actividad creativa. Según Ramírez, lo positivo de la vuelta al trabajo es el “poder valorar más los momentos de descanso al finalizar la jornada laboral: el encuentro con amigos o familiares, el disfrutar de una buena película, una serie en nuestro ordenador o una cena con tu pareja”.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.