Empresa

¿Cómo nos afectará la salida de USA del Acuerdo Climático?

Escrito por Lara Olmo

Tras la salida de EE.UU. del Acuerdo de París muchos se preguntan si habrá más desastres naturales o aumentará el calentamiento global. Frente al tremendismo, los expertos invitan a la calma: su ausencia no será tan trascendental.

Hace sólo unas horas Elon Musk decía en su cuenta de Twitter que la retirada de Estados Unidos del Acuerdo climático de París era “malo para América y para el mundo”.

El CEO de Tesla, empresa valedora de las energías limpias, expresaba así lo que muchos piensan: que la decisión de Donald Trump tendrá consecuencias para el país, pero también para el resto de firmantes (195, incluyendo Corea del Norte) y en la consecución de los objetivos que se marcaron en su día.

Pero, ¿hasta qué punto esto es así? La retirada de Estados Undos del Acuerdo rompe el compromiso que firmó Barak Obama en 2105 de reducir la emisión de gases contaminantes de efecto invernadero a la atmósfera; concretamente entre un 26% y 28% para 2025 con respecto a los niveles de 2005.

Estados Unidos es el país más contaminante del mundo junto a China, por lo que su retirada del Acuerdo de París supondrá la emisión, según los expertos, de cerca de 3.000 millones de toneladas de dióxido de carbono extra cada año, lo que incrementará la temperatura global entre 0,1 y 0,3 grados centígrados antes de final de siglo.

Hay que decir que antes de la salida de EE.UU. iba a resultar imposible cumplir con los objetivo del Acuerdo: se pretendía que la Tierra no se calentara más de 2 grados a finales de siglo y vamos camino de alcanzar los 2,8 (según datos de Carbon Action Tracker).

Sin Estados Unidos, ¿quién tirará del carro?

Tras la decisión de Trump, que muchos califican de electoralista, la pelota está en el tejado del resto del mundo. El liderazgo  en la lucha contra el cambio climático es ahora para Europa y China, que se han comprometido a asumir más responsabilidades.

Además, algunos expertos en energía y sostenibilidad aseguran que la ausencia de EE.UU. del pacto puede no ser tan determinante como creemos. En todo caso afectará a la rapidez del cumplimiento, pero en cuanto a los niveles de contaminación hay otros países que los compensarían porque están dispuestos a mejorar sus compromisos.

Es el caso de la propia China o de la India, que se ven preparadas para renunciar al carbón (algo inimaginable hasta hace no mucho).

Por otro lado, cuando se definió en pacto de París, se estableció que los países firmantes no podrían abandonarlo durante los tres primeras años, y que una vez decidida la renuncia, no se haría efectiva hasta un año después. Así que, en teoría, EE.UU. seguirá formando parte del acuerdo del clima hasta 2020.

Ante los temores de un posible efecto dominó, hay bastante consenso entre la comunidad al creer que no habrá muchos países que abandonen el acuerdo. En todo caso, dicen, va a despertar mayor indignación.

Tecnología y energías limpias

El desarrollo de las energías renovables también invita a la esperanza. Su precio ha disminuido considerablemente en los últimos años y en muchas regiones son rentables junto a los combustibles fósiles. Además cada vez más instalaciones funcionan gracias a ellas.

El avance tecnológico esta posibilitando el desarrollo de industrias más eficientes, y a nivel local y estatal se están implantando políticas respetuosas con el medio ambiente para reducir las emisiones. Hay signos que evidencia un cambio en la mentalidad de los ciudadanos, y se ha puesto en marcha una revolución que, por mucho que Trump se empeñe, nada parece que la pueda parar.

 

Recurso | Ecologistas en acción

Sobre el autor de este artículo

Lara Olmo

Periodista 2.0 con inquietudes marketeras. Innovación, redes sociales, tecnología y marcas desde una perspectiva millenial. Vinculada al mundo startup. Te lo cuento por escrito, en vídeo, con gráficos o como haga falta.