Empresa

Cómo la naturaleza y las oficinas “verdes” pueden revolucionar tu empresa

Cómo la naturaleza y las oficinas "verdes" aumentan el bienestar de los empleados

Los programas de bienestar se están convirtiendo en una prioridad integral para la mayoría de los responsables de recursos humanos, dado que los estudios señalan que un espacio trabajo feliz es más productivo. Hoy, reivindicamos la importancia que poseen los espacios verdes para los empleados.

Las empresas más vanguardistas y punteras ya incluyen en sus programas de bienestar entrenamientos de inteligencia emocional. recursos de gamificación, clases de yoga o gimnasios. Sin embargo, y tal y como recuerdan desde Harvard Business Review, muchos continúan olvidando el que podía ser el factor más importante y beneficioso de todos: el acceso a los espacios verdes. El contacto con la naturaleza reduce el estrés, aumenta la sensación de conexión con el planeta, mejora el potencial de innovación y fomenta la creatividad.

5 motivos por los que un coworking es mucho más que un espacio de trabajo

Pese a sus múltiples beneficios físicos, mentales y de productividad para los trabajadores, autores como Richard Louv, autor de la obra Nature Principal subraya y recuerdan que nuestra sociedad padece a nivel colectivo de “trastorno por déficit de naturaleza”, lo que nos hiere en todos los ámbitos, incluso espiritualmente.

Las caminatas en un entorno natural disminuyen las posibilidades de padecer ansiedad y depresión y mejoran el estado de ánimo y el bienestar, según muestra este estudio a gran escala. Sin ir más lejos, la exposición a más luz natural mejora los niveles de vitamina D, algo fundamental durante los meses más fríos, Los científicos estudian como la exposición a la naturaleza reduce los riesgos de sufrir obesidad, diabetes y cáncer. En estos entornos las personas reducen la emisión de cortisol -la hormona relacionada con el estrés– y ven desciende la frecuencia cardíaca y la presión arterial.

Naturaleza en la oficina: mejor desempeño, bienestar y productividad

Así, pequeñas intervenciones como el aumento de la cantidad de plantas en la oficina podrían aumentar significativamente la felicidad de los empleados, y por ende, el éxito de una organización. Autoras como Florencia Williams, en su obra The Nature Fix, han puesto el foco en los denominados “baños forestales o baños de bosque”, una técnica japonesa para eliminar el estrés que ya es tendencia en diversos países del este asiático porque el impacto de unos pocos minutos de inmersión en la naturaleza presenta ventajas de creatividad, motivación y desempeño.

El investigador Marlon Nieuwenhuis también encontró en su estudio que las oficinas verdes en las que la vegetación tiene más presencia aumentan la calidad de vida y por consiguiente, el desempeño y la toma de decisiones, incrementando hasta en un 15% la productividad. 

Así son las oficinas de Google en Londres

Por su parte, investigadores como el doctor Evian Gordon, fundador de My Brain Solutions, apunta a que la sintonía de nuestro cerebro con la naturaleza se remonta siglos y siglos atrás, ya que nuestros homínidos ancestrales como el australopithecus o el homo erectus evolucionaron en respuesta a presiones de supervivencia a corto plazo dentro de los ritmos de la naturaleza. Este experto subraya que los entornos no naturales son fuentes sutiles de distracción y estrés, mientras que los naturales causan el efecto opuesto.

También cabe destacar que la exposición a un entorno natural ayuda a las personas a ser menos impulsivas fomentando mejores decisiones y una visión más predictiva, además del fortalecimiento de la memoria y de la atención-, mientras que en los ambientes urbanos o artificiales sucede lo contrario, tal y como refleja este experimento.

Incluso una exposición de tan solo cinco minutos a la naturaleza conlleva grandes beneficios, especialmente si se combina con el ejercicio como caminar o correr. En muchos de los estudios mencionados, el efecto positivo también pudo observarse después de que los participantes mirasen fotografías de entornos naturales durante unos minutos -en comparación con los ambientes urbanos- o trabajasen en una oficina con plantas.

Cómo la naturaleza y las oficinas "verdes" pueden beneficiar a tu equipo

Apuntes para una oficina “más verde”

Mientras que la creación de una “oficina totalmente verde” puede parecer desalentador, existen muchas sencillas tácticas de transitar a un espacio de trabajo más alineado con la naturaleza y el ambiente. Estas son algunas de las claves que puedes desarrollar:

  • Impulsa a tu equipo a tener “reuniones ambulantes” en el exterior.
  • Incentiva al personal a sentarse afuera o en áreas naturalmente iluminadas en los descansos o durante la pausa para comer.
  • Brinda la opción de pasear al aire libre y en contacto con vegetación dentro del espacio de la propia empresa.
  • Si los espacios al aire libre no están disponibles o usted está en un ambiente urbano, puedes crear un pequeño jardín interior en un porche, vestíbulo o azota o, si el espacio es pequeño, opta por una pared vertical “verde”, dotada con plantas.
  • Propicia habitaciones ligeras con toda la luz natural posible. Las ventanas deben estar abiertas para dejar entrar el aire exterior y los sonidos naturales.
  • Decora la oficina con fotografías o ilustraciones de paisajes naturales.
  • Reproduce vídeos o diapositivas de naturaleza en pantallas audiovisuales.
  • Llena la oficina de plantas. Puedes involucrar a los empleados en su cuidado, así como fomentar las prácticas de “huerting” urbano. También puedes reciclar objetos con plantas y convertirlos en obras de arte.
  • Si abres una nueva oficina, procura que esté cerca de un parque o entorno natural.
  • Un interés creciente en compañías como Google es hacer espacios verdes respetuosos con el medio ambiente natural y que funcionen como hábitat para animales y plantas locales. Así, cumplen otro de los objetivos: reducir la huella ecológica.

Si trabajas en una empresa que no incentiva las oficinas verdes, puedes realizar caminatas en la naturaleza al salir del trabajo, tener fotografías relacionadas con paisajes medioambientales en tu cubículo o escuchar sonidos naturales que te calmen y estimulen tu productividad y motivación.

Imagen |  HQ / Evolution Design

Fuente | Harvard Business Review

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.