Empresa

Cómo decir que algo no es tu culpa en el trabajo

echar la culpa

A nadie le gusta que le echen la culpa cuando realmente no es así, pero lo peor que puedes hacer es ponerte a la defensiva y discutirlo. Eso sí, tampoco tienes porque quedarte callado y asentir; hoy te traemos 3 maneras de decir que algo no es tu culpa en el trabajo.

Tu jefe te echa una bronca monumental por haber hecho algo mal cuando realmente no te explicó que tenías que hacerlo así. O puede que la culpa la tenga un compañero o simplemente tu superior no tenga la misma opinión que tú.

Todos nos hemos visto alguna vez en una situación similar a esta, y probablemente nuestra primera reacción sea soltar un “no es mi culpa”. Antes de decir esas cuatro palabras es preferible quedarse callado y asumir la responsabilidad pese a que no sea tuya, pero tampoco se trata de la única opción.

Es cierto que cuando se trata de algo poco relevante lo más fácil es pedir perdón y olvidarte del tema, pero hay veces que tiene mayor trascendencia y no quieres que tu jefe crea que eres poco responsable o cuidadoso.

Cómo disculparse por correo si un proyecto no está listo a tiempo

Afortunadamente, para estos casos, hay diferentes maneras de decir que algo no ha sido tu culpa en el trabajo sin enfadar aún más a tu jefe o pasarle el marrón a un compañero, y depende de la situación en la que te encuentres. Veamos cuáles son:

  • Perdón, no era consciente de eso/no lo sabía: Esto puedes decirlo en aquellos casos cuando realmente sea tu culpa, pero el error lo hayas cometido porque alguien te informó mal. De esta manera demuestras madurez por admitir que fue tu culpa pero a la vez te excusas dejando ver no fue por una falta de cuidado tuya. Procura siempre darle las gracias a la otra persona por aclarártelo y di que lo tendrás en cuenta para la próxima.
  • Perdón, lo hice así por qué…: Esto debes hacerlo cuando de verdad hiciste las cosas bien pero a la otra persona le falta información. Justifica tu decisión sin ponerte a la defensiva y explícale el proceso que seguiste a la otra persona intentando también entender su punto de vista.
  • Creo que hay cierta confusión acerca de este tema, ¿podemos reunirnos todos para hablar de ello?: Si no fue tu culpa, sino la de un compañero, lo mejor que puedes hacer es proponer que os reunáis todo el equipo para hablarlo. Se trata de la situación más difícil ya que realmente no es tu responsabilidad pero tampoco quieres delatar a nadie. Se trata de una buena estrategia ya que posiblemente tu compañero asuma la culpa durante la reunión, y sino al menos te aseguras de que lo sabe para la próxima ocasión.

Vía | themuse

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.