Empresa

Cómo dar un feedback negativo a tus empleados

Te contamos cómo dar feedback negativo a tus empleado

Si eres jefe o responsable de un grupo de personas en tu empresa y te sientes incómodo a la hora de dar feedback negativo a causa de hacer sentir incómodos a tus empleados, este artículo es para ti.
El miedo a herir los sentimientos de la gente y tratar con el drama potencial bloquea a muchos gerentes y responsables de equipos.

En primer lugar, debes tener clara la importancia de emitir comentarios negativos de forma asertiva para la resolución de obstáculos y conflictos, siempre en el marco de una conversación productiva y lo más cómoda posible para ambos interlocutores.

Con ello, podrás construir un mejor entorno laboral y aumentar la confianza con tu plantilla, pero debes preparar de forma previa los puntos clave que quieres abordar, así como el tono y el objetivo de la conversación. 

Claves para hablar con tu jefe sobre tu carrera profesional

A continuación, conoce varias claves para emitir comentarios negativos, así como dos efectivas técnicas que puedes llevar a cabo.

Consejos para dar feedback negativo a un empleado

  • Apuesta por ser directo pero con amabilidad: Para que tu interlocutor comprenda bien el feedback negativo, apórtale ejemplos específicos de los comportamientos deseados o erróneos.
  • Escucha su respuesta y propicia la interacción: Para que la conversación sea útil, efectiva y cómoda, haz que la otra persona se sienta respetada y pueda comentarte su perspectiva. 
  • Céntrate en el aspecto profesional, sin dejar que el ámbito más personal se inmiscuya en el conflicto. No debes dejarte influir por un ambiente tóxico o comentarios de terceros.
  • No propicies un distanciamiento innecesario: Puedes continuar la conversación de manera agradable y distendida tras emitir el feedback, para que tu receptor no se sienta atacado o molesto.
  • Deja los objetivos y propósitos claros: Es fundamental para el crecimiento profesional el hecho de comunicar de forma directa las aspiraciones, con asertividad y empatía para contar con la complicidad del interlocutor.

Dos técnicas útiles para dar feedback

Existen dos técnicas contrapuestas a la hora de emitir opiniones negativas:

  • Técnica del Sándwich: En alusión a su curioso nombre, esta táctica consiste en dar la retroalimentación negativa entre dos piezas de retroalimentación positiva. Para ello, puedes iniciar la conversación con un cumplido o comentario sobre los aspectos buenos de su trabajo, continuar la crítica señalando aquello que deseas que sea corregido y terminas con una llamada a a la acción para aprender, para corregir o para mejorar, así como unas palabras de ánimo y confianza para que no se sienta tan decepcionado por lo que acaba de escuchar.
  • Técnica de la transparencia: Esta otra táctica consiste en ir al grano, sin suavizar la crítica con comentarios de otro tipo, pero intentando que esta se produzca de forma asertiva porque, aunque la comunicación y el mensaje pueden captarse de forma más eficaz, también es posible que la otra persona se sienta a la defensiva o vea heridos sus sentimientos.

 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.