Empresa

Cómo crear un negocio en el que todos quieren trabajar

crear empresa empleados orgullosos
Escrito por Óscar Condés

Hoy día, la mayoría de empresas se centran más en las ventas y el crecimiento de su compañía que en otras características esenciales, como la creación de un sitio en el que la gente quiera trabajar. Así, iniciar una empresa es una cosa, pero construir una que sea demandada por los profesionales de más talento de su sector es un desafío completamente diferente.

Si éste es tu deseo, crear un negocio que marque una diferencia en las vidas de tus empleados y, en última instancia, una diferencia en el mundo, entonces es el momento de centrarse en algo más que las ventas. Para ello, a continuación os proporcionamos algunas ideas para construir una empresa que no sólo crezca, sino que sobresalga dentro de la economía actual.

Alinea tu empresa con una causa

Una táctica que continúa ganando popularidad ¿Por qué? En pocas palabras, porque las buenas personas quieren trabajar para buena gente. Así, los dueños de negocios que quieren construir un mundo mejor (de un modo u otro), utilizan a menudo su marca como un vehículo para ello y, a su vez, atraen a los empleados que creen en su misma causa. Un ejemplo sería TOMS, una web norteamericana de comercio electrónico especializada en calzado, que entrega un par de zapatos a un niño necesitado, en algún lugar del mundo, por cada par que vende. Mucha gente quiere ser parte de algo mucho más grande que ellos mismos. Quieren sentir que están haciendo su parte para ayudar a hacer del mundo un lugar mejor. Si alineas tu empresa con una causa de este estilo, esto te ayudará a atraer a gente genuina.

Ofrece la oportunidad de crecer dentro de la empresa

Los empleados quieren ser capaces de progresar dentro de una empresa cuando está en crecimiento. Como propietario de un negocio, si en un momento dado no puedes ofrecer demasiado crecimiento debido a causas financieras, siempre les puedes ofrecer algo que haga que tus trabajadores no duden de que quieren seguir contigo en el futuro. Por ejemplo ofréceles la oportunidad de poner en práctica algunas de sus propias ideas en la empresa. Haz que se sientan queridos e importantes dentro de la empresa. Por supuesto, ten en cuenta que el enfoque debe ser diferente para cada persona. Para algunos será suficiente dejarles desarrollar sus propias ideas mientras que otros puede que no les ofreces lo suficiente para quedarse. En cualquier caso, debes tratar de conocerles personalmente para entenderles.

Muestra a tus empleados que estás dispuesto a hacer su trabajo

Una queja muy común entre los trabajadores de una empresa es que el propietario no está dispuesto a hacer lo que ellos esperan que sus empleados hagan. Se limitan a dar órdenes a voz en grito a su equipo pero sin ninguna intención de mancharse las manos. En lugar de ser el típico jefe que da las órdenes y crítica la manera de hacer las cosas de sus empleados, deberías estar dispuesto a involucrarte con ellos y mostrarles la forma de hacer las cosas. Se trata de mostrar a tus trabajadores que estás dispuesto a gastar parte de tu tiempo en ayudarles (darles consejos, animarles…) con el trabajo que estén haciendo. Esto hará que la gente que trabaja para ti te respeten mucho más.

Implanta una política de puertas abiertas a las ideas

Muchas empresas sólo tienen en cuenta las ideas del dueño, el director general o, a veces, los gerentes. Esto no deja de ser un perdida de recursos en forma de ideas que pueden tener cualquiera de tus empleados. De hecho, los trabajadores que están “en primera línea” suelen tener la mejor perspectiva del cliente, porque suelen estar en contacto directo con ellos, les ven y escuchan. Son ellos lo que mejor saben lo que le gusta y no le gusta al cliente. Así, la creación de una política de puertas abiertas para el intercambio de ideas de todos los empleados, sin importar su nivel, puede ser un incentivo muy fuerte para ellos. Por no hablar de las ventajas que tiene para el crecimiento empresarial. Hay una buena probabilidad de que un empleado tuyo tenga una idea innovadora que nunca conocerás si no les invitas a mostrarlas. Ten en cuenta además que la mayoría de la gente quiere sentirse valorada y la creación de una política de puertas abiertas para las ideas hará que tu empresa sea mucho más atractiva para los profesionales de talento.

Respeta a tus empleados como personas que son

Se trata del elemento más importante de todos en el momento de la creación de una empresa. Es demasiado común escuchar a un amigo o vecino quejarse de tener un mal jefe, y decir que es grosero o que no muestra ningún respeto. Esto es un factor clave para los empleados, que en ningún caso quieren trabajar para una empresa que tiene un jefe que los trata como basura. Como propietario de un negocio, tratar a tus empleados como seres humanos y con respecto será clave para lograr que tu empresa destaque en el mercado. Muestra compasión hacia tus trabajadores, habla con ellos y demuéstrales que realmente te preocupas de sus intereses y de lo que pasa en sus vidas. Crea una relación sana y positiva con ellos y tendrás su respaldo para logar una empresa respetada y admirada, tanto por tus empleados como por los profesionales del sector.

Hoy día, la creación de una empresa debe ser algo más que la cantidad de productos que puedas llegar a vender, se trata de las historias que puedas contar. La creación de algo que es más grande que tú, el el objetivo final para dejar tu huella en este mundo.

¿Qué beneficios aporta un trabajador feliz a la empresa?

Vía | Entepreuner

Sobre el autor de este artículo

Óscar Condés

Periodista todoterreno especializado en tecnología y con una amplia experiencia en medios de comunicación. Fotógrafo, realizador, bloguero, viajero y apasionado por la tecnología desde la era analógica. Asistiendo en primera línea de trinchera a los cambios de la revolución digital.