Empresa

Cómo convertir una estresante entrevista de trabajo en una relajada conversación

truco para hacer de una entrevista de trabajo una conversacion distendida

Cuando tenemos una cita con una empresa para obtener un posible trabajo lo normal es sentirse nervioso. Te revelamos un sencillo truco para convertir una estresante entrevista de trabajo en una relajada y distendida conversación.

No hay muchos trabajos que puedas obtener hoy que no requieran una entrevista y si encuentras alguno deberías preocuparte. Qué puede decir de positivo una empresa que contrata empleados sin tan siquiera un primer encuentro en el que conocerse mutuamente.

Más allá de la alegría primera al recibir la llamada de una empresa interesada en contratarnos, lo cierto es que poca gente puede presumir de no ponerse nervioso ante una entrevista de trabajo. Sobre todo cuando realmente ansiamos el puesto, ya que más nos jugamos en esta.

Las entrevistas pueden resultar tan incómodas como hablar en público, uno de los principales miedos o situaciones incómodas de la gran mayoría.

Existen muchos trucos para poder controlar los nervios en una entrevista de trabajo o una charla en público, pero lo cierto es que el dominio de la oratoria es un arte que se debe aprender, practicar y que no siempre se logra dominar.

Dicho esto, desde el portal Inc., la especialista en consejos laborales, J.T. O’Donnell ha dejado algunos consejos con los que podrás transformar el incómodo formato de preguntas y respuestas de una entrevista laboral, en algo más relajado y agradable.

Hoy en día, a los reclutadores les encanta preguntar lo que se conoce como ‘preguntas de comportamiento’. Son preguntas abiertas que requieren del entrevistado una respuesta algo más elaborada. 

Su objetivo es escuchar atentamente cómo explicas una situación compleja, tarea o desafío para evaluar si tu personalidad, aptitud y experiencia encajarán en la compañía.

10 cosas que jamás deberías decir en una entrevista de trabajo

Algunos ejemplos de este tipo de cuestiones podrían ser el clásico,’cuéntame sobre tu papel en tu anterior empresa’o ‘por qué deberíamos contratarte’ … en definitiva cualquier solicitud que deba incluir una respuesta de más de un par de frases.

En estos casos, cuando debas enfrentarte a este tipo de preguntas, O’Donnell aconseja cerrar el discurso con alguna solicitud hacia el reclutador.  Puedes por ejemplo preguntarle por su propia experiencia  o solicitarle información relacionada con el tema de discusión.

Si el encargado de recursos humanos te pide que le cuentes acerca de un momento en que fallaste en el trabajo y cómo lo manejaste, al final de la explicación, puedes cerrar diciendo:

“Siempre es difícil hablar sobre nuestros fracasos, pero creo que es la mejor manera de aprender. ¿Puedes compartir conmigo algunos de los fracasos que han tenido las personas que han desempeñado este papel antes que yo y cómo los han vencido?”

Las 40 preguntas de entrevista de trabajo más comunes

De esta manera además de darte un descanso en el discurso, podrás darle a la persona de recursos humanos una oportunidad de expresar lo que está pensando, al tiempo que te mostrarás como un buen oyente y una persona capaz de crear relaciones con la gente.

La idea es generar una especie de vínculo entre el reclutador y tú que ayude a derivar el clásico turno de preguntas en una verdadera conversación.

En cuanto se abandona la sensación de estar siendo interrogado la persona tienen a relajarse y ser más natural, lo que ayudará a ofrecer una mejor versión de ti mismo al gerente encargado de contratarte. Es obvio que una persona tendrá más tendencia a contratar alguien con quien se siente cómodo.

Hacer una entrevista de trabajo implica una planificación y estrategia cuidadosa. Conseguir que un encargado de contratación se sienta cómodo hablando contigo debe ser parte de ese plan si quieres destacar y conseguir el trabajo.

Cuanto más puedas crear un diálogo en lugar de una sesión de preguntas y respuestas, más seguro estarás de que el director de recursos humanos sentirá que eres el indicado para el trabajo.

Sobre el autor de este artículo

Cristina Fernández Esteban

Licenciada en periodismo. Entusiasta de la tecnología, la literatura y el café.