Empresa

Cómo conseguir que las criticas constructivas jueguen a tu favor

feeedback positivo

Las críticas no siempre son bienvenidas, sin embargo pueden resultar muy enriquecedoras para mejorar personal y profesionalmente. Aquí os dejamos las claves para asumirlas.

Lejos de concebirnos como seres perfectos, muchas veces nos cuesta asumir nuestros errores. El resultado es que, al recibir una crítica, gastamos más tiempo intentando canalizar la información negativa que solventando nuestros defectos.

Cómo dar un feedback negativo a tus empleados

Sin embargo, lo cierto es que toda crítica formulada con respeto debería ser bienvenida, y no ha de entenderse como un ataque. Existen algunas claves para afrontar feedback negativo, y sacarle el mayor provecho posible.

Céntrate en el mensaje principal

Puede ocurrir que el concepto que nos estén transmitiendo se vea eclipsado por la manera en la que nos lo comuniquen, o simplemente por quien sea el emisor del mensaje. Es importante  obviar los detalles secundarios, tales como el tono, y centrarnos en el contenido. Al fin y al cabo resulta imposible asumir una crítica si no procesas la información.

Piensa en la intención del emisor

Razona, ¿realmente crees que el objetivo del portador de la crítica es hacerte sentir mal? La respuesta generalmente es no. Una crítica suele tener el fin de ayudarte a progresar, no de minarte la moral.

Habla con la persona que emita la crítica

Aunque sea importante escuchar, no se trata de absorber la información y quedarte callado. De hecho, es muy positivo mantener una conversación con la persona que te aporte la crítica, e indagar más en el asunto. Haz preguntas sobre porque lo has hecho mal, y exactamente como podrías mejorar. Colaborando se aprende mejor.

Tipos de entrevistas o dinámicas de grupo y cómo superarlas

Prueba a aplicar lo aprendido

No tienes que estar completamente de acuerdo con el feedback que te den tras razonarlo. Sin embargo, es aconsejable al menos probar a poner en práctica alguno de los consejos o sugerencias que te hayan dado. Al fin y al cabo no vas a desaprender, siempre te enseñará algo nuevo.

No dudes en pedir de nuevo

Si el feedback que has recibido te ha sido de ayuda, pide más. Será fructífero saber la opinión de la otra persona sobre tu manera de asumir la crítica, y si piensan que ha mejorado tu rendimiento. Además será beneficioso para la relación que la persona sienta que aprecias sus ideas, y probablemente estará más dispuesto a escuchar las tuyas en el futuro.

Sé agradecido

No olvides que la persona que genere el feedback se ha tomado su tiempo en explicártelo y ayudarte. Es importante no dejar pasar esto por alto y darle las gracias.

Fuente | Inc. 

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!