Empresa

Cómo arreglar los errores más graves una entrevista de trabajo

chico equivocado

Hay muchos errores que puedes cometer en una entrevista, pero afortunadamente algunos aún puedes arreglarlos. Te contamos qué hacer si has metido la pata.

No es nada sencillo conseguir un nuevo empleo. Primero tendrás que llamar la atención del reclutador con un currículum perfecto, y después destacar entre el resto de candidatos con una buena carta de presentación – si te lo piden.

Eso si, después de superar esta fase llega otra aún más compleja: la entrevista de trabajo. Tendrás 30 minutos para dar una buena impresión y demostrar que puedes aportar más valía a la empresa que cualquier otro candidato. No obstante, entre la presión y los nervios  es frecuente que cometamos algún error en la entrevista de trabajo.

Mientras que algunos errores son menos graves de lo que parece, otros si pueden ser motivo de peso para descartar tu candidatura. Es importante conocer estos errores para así poder recular a tiempo.

Cómo evitar un silencio incómodo en una entrevista de trabajo

Afortunadamente la plataforma de empleo Glassdoor ha revelado algunos consejos sobre cómo arreglarlo cuando metes la pata en una entrevista de trabajo.

  1. No estar listo para la entrevista por teléfono o videollamada: No contestar a tiempo si tenías una entrevista de trabajo por teléfono o videollamada es un gran error. Reflejará una falta de profesionalidad – una de las cualidades que un reclutador jamás quiere ver – y mala gestión del tiempo. No obstante, si esto te sucede alguna vez tranquilo, pese a que es preferible que no ocurra, tiene fácil solución. Ponte en contacto con ellos cuanto antes y discúlpate por tu error, haciéndote completamente responsable de ello.
  2. Enviar un correo de agradecimiento genérico: O peor aún, no enviar ningún correo. Después de toda entrevista debes mandar un correo de agradecimiento y reafirmando tu interés en la empresa – puedes seguir nuestros consejos para redactar el correo de agradecimiento perfecto aquí. Lo más importante es que le des un toque personal, haciendo referencia a algo que mencionasen durante la entrevista, o proporcionando más información de interés. Si no lo has hecho ya, ¡hazlo! Mejor tarde que nunca.
  3. Hacer demasiado seguimiento: No seas demasiado insistente, echará para atrás a la compañía. Este error no tiene mucho arreglo, lo mejor que puedes hacer es aprender de tu error para la próxima. Puedes consultar nuestros consejos sobre qué hacer – y que evitar hacer- cuando esperas la respuesta a una entrevista de trabajo.
  4. No hacer ninguna pregunta: No hacer ninguna pregunta al final de la entrevista demostrará una falta de interés, iniciativa y atención. Si has metido la pata al final del encuentro calma, tiene fácil solución. Dale una vuelta y envía un correo de agradecimiento incluyendo las dudas que tengas. Aquí puedes encontrar algunas de las mejores preguntas para impresionar al reclutador.
  5. No estar preparado: Antes de toda entrevista de trabajo debes prepararte bien, e investigar sobre la empresa y la industria. Demuestra que tienes un buen conocimiento del negocio y, consecuentemente, mucho interés. En cuanto a este error, es mejor prevenir que curar. Si ya es demasiado tarde asegúrate de demostrar que has buscado más información en tu correo de seguimiento.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.