Empresa

Cómo sacar el máximo potencial a tu tarjeta de visita

Cómo sacar el máximo potencial a tu tarjeta de negocio

Pese al peso del entorno digital, las tarjetas de visita en formato físico siguen siendo un elemento corporativo clave para dar a conocer tu negocio, ampliar el número de clientes, hacer networking o expandir los límites de tu proyecto. Repasamos los requisitos que debe cumplir este objeto para resultar beneficioso.

En un mundo donde el papel se ve desbancado por las pantallas y los sustitutivos online, la tarjeta de visita, lejos de mostrar síntomas que anticipen su desaparición, goza de un excelente estado de salud como herramienta publicitaria y de marketing, vital para el networking y las transacciones comerciales. Según refleja la infografía elaborada por Colourfast con la que completamos este artículo, el 57% de las personas siente que las tarjetas de visita son esenciales para su negocio. 

5 trucos para mejorar tu marca personal usando las redes sociales

Por supuesto, no todo vale y no basta con tener una tarjeta de presentación cualquiera, sino que la calidad de la misma es extremadamente importante. En consonancia con los datos de este gráfico, el 72% de las personas juzga al negocio o al profesional en función de los parámetros de calidad de esta tarjeta y un 39% de las personas no haría negocios con alguien si tuviese una tarjeta de visita de “aspecto pobre”.

Además de la composición de la tarjeta, la información y la forma de presentarla son fundamentales, debiendo estar completa y con diversos elementos cruciales. Es fundamental que tenga personalidad gráfica, que lleve impreso el logo de la compañía o proyecto, el sector al que perteneces, los datos principales de contacto o una llamada a la acción que enganche y resulte atractiva.

Otra cosa importante a tener en cuenta es que no tienes que dar su tarjeta de presentación de forma indiscriminada a todo el mundo. De esta manera estarías desperdiciando el material y perdiendo potenciales clientes, colaboradores, lectores o usuarios. Debes acotar y segmentar a tu público en los eventos y contextos precisos para evitar que tu información acabe en el próximo contenedor. Por ejemplo, una buena regla general es dar tu tarjeta a cualquier persona con quien te hayas estrechado la mano o conversado, asegurándote que hubo una conexión previa en el evento. 

Si estás haciendo negocios en lugares Japón o China, recuerda que existen normas de etiqueta diferentes a las que debes adaptarte: a la hora de entregar una tarjeta de negocios en estos países, siempre debes usar ambas manos, ya que de lo contrario puedes causar una ofensa. Puedes comprobar datos como este y otras muchas claves para sacar el máximo potencial de tu tarjeta de visita en la siguiente infografía.

Cómo sacar el máximo potencial a tu tarjeta de negocio

Infografía | Colourfast

Fuente | ValueWalk

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.