Empresa

Cloud y ciberseguridad elevan los resultados de IBM en el segundo trimestre del año

ibm compra ustream

Estamos ante el tercer trimestre consecutivo con beneficios en IBM después de caídas constantes durante casi seis años y, más importante, ante el primer período en que los nuevos negocios de IA, cloud y ciberseguridad ya representan más de la mitad de la facturación del histórico coloso.

El Gigante Azul, IBM, es uno de esos colosos de la tecnología que lleva presenta -literalmente- toda la historia de la tecnología moderna. Suyos fueron los primeros computadores usados en entornos críticos como la NASA, suyos fueron también los mainframes que dieron inicio a la era digital en la gran banca y suyos fueron los primeros PC modernos. También suyos fueron los primeros despliegues serios en inteligencia artificial -Watson- y, con vistas al futuro, la compañía ya está inmersa de lleno en nuevas tendencias como la computación cuántica.

Un camino destacable, de no ser porque la compañía tiende a adelantarse a todas las tendencias tecnológicas unos cuantos años. Lo hizo cuando vendió su negocio de PC un lustro antes de que éste empezara a decaer y lo hizo con su fuerte apuesta por la inteligencia artificial casi una década antes que sus rivales. Una estrategia que permite a IBM mantenerse siempre en la brecha de la innovación, pero que suele tener negativos efectos en la cuenta de resultados del grupo durante los años de transición.

Y en esas andaba IBM, inmersa en una profunda reestructuración para pasar del mainframe y el hardware hacia la nube y la inteligencia artificial. Proceso tan duro en algunos momentos que, a principios de este año, se llegó a dudar de que Ginny Rometty, presidenta y CEO de la multinacional, pudiera acabar el año en su puesto.

Pues bien, parece que la tendencia comienza a revertirse y a mostrar brotes verdes en la tierra azul de Armonk, Nueva York, donde IBM tiene su sede central. Y es que, de acuerdo a los resultados financieros presentados por la empresa respecto al segundo trimestre de 2018, IBM habría conseguido superar las expectativas de los analistas al facturar 20.000 millones de dólares. Se trata de un 4% más que en el mismo período del año anterior y casi 200 millones más que lo esperado por el consenso del mercado.

Francisco Romero (IBM Cloud): “La nube no es sólo tecnología, es un nuevo modelo de negocio”

Más importante si cabe que esa gran magnitud financiera son dos detalles fundamentales. El primero pasa porque estamos ante el tercer trimestre consecutivo con beneficios después de caídas constantes durante casi seis años, con lo que parece existir una solidez y coherencia en la recuperación del negocio de IBM.  El segundo es que los ingresos de las nuevas áreas de negocio (consideradas “imperativos estratégicos”, donde se incluye cloud, IA o ciberseguridad) supusieron en este trimestre unos 10.100 millones de dólares en ingresos, un 15% más que en el mismo plazo de 2017 y, lo que es más importante, ya representan más de la mitad de la facturación del histórico coloso.

Con todo ello, IBM también mejora los beneficios que puede presentar a los accionistas: 2.400 millones de dólares en este Q2 de 2018, o lo que es lo mismo, 2,61 dólares por título. En el mismo trimestre del pasado curso, la compañía anotó 2.330 millones en beneficios netos (2,48 dólares por acción).

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, La Razón, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Business Insider, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo, ganador del Premio Día de Internet 2018 a mejor marca personal en RRSS y finalista en los European Digital Mindset Awards 2016, 2017 y 2018.