Empresa

Claves para sobrevivir a la infoxicación

Seguro que en más de una ocasión te has sentado frente al ordenador, has abierto una web y al cabo de unos minutos navegando te das cuenta de que no sabes por qué estás en una página, a la que has llegado por casualidad, sin saber muy bien qué buscas. Manejar el exceso de información, o lo que es lo mismo la infoxicación, y las distracciones en Internet dependen de los criterios de selección previos.

El mundo digital tiene más ventajas que inconvenientes. La tecnología está con nosotros para hacernos la vida más cómoda y fácil. Pero también nos complica la existencia hasta el punto de volvernos locos y tener la sensación de no saber lo que ocurre a nuestro alrededor.

Nos hemos acostumbrado a vivir con un exceso de información, también llamado ‘infoxicación’, que hace que a pesar de que hay más medios y canales que nunca, no sepamos en muchas ocasiones lo que nos interesa o dónde acudir para estar informados. En el caso de la Red también se cumple eso de ‘menos es más’.

¿Cuáles son los verdaderos ‘ladrones’ de tiempo en el trabajo?

En Internet cabe todo, todo lo bueno y lo malo. Además de ser un escaparate comercial, la Red es un punto al que acudir tanto si quieres información como si quieres contrastar varias noticias o datos.  En ocasiones ocurre que accedemos a Internet para informarnos de algo y como si fuésemos una mariposa vamos un lado a otro saltando de web en web con una clara intención de perder el tiempo y sin informarnos de nada.

La clave está en seleccionar

Lo más importante a la hora de luchar contra la infoxicación es tener claro qué temas son los que más nos interesan. Es prácticamente imposible estar al día de todo. Por eso, una de las claves para mejorar la productividad personal a la hora de informarse es seleccionar qué información queremos recibir.

Igual que los amigos de toda la vida se pueden contar los dedos de una mano, los temas más importantes se cuentan con las dos. Es importante saber cuáles son los cinco temas que más nos interesan, que son los prioritarios, y después cuáles son los otros cinco más importantes, es decir, los secundarios.

Una vez que tienes los 10 temas, que no son pocos el siguiente paso sería saber dónde buscar esa información. Lo mejor es tener una lista con los medios que, según tu criterio, cumplen con los requisitos necesarios para que estés al día de todo. Además, y con la proliferación de influencers, también es recomendable seguir en las diferentes redes sociales como Twitter a medios de comunicación oficiales y personas activas y que comparten información seleccionada.

Los trucos de productividad de Elon Musk y Richard Branson al descubierto

El trabajo no termina aquí. Después de seleccionar los temas y buscar en los medios adecuados, queda lo más importante ¿cómo gestionar y filtrar la información? Es decir, ¿con qué nos quedamos y qué desechamos? 

De todo lo que leemos a lo largo del día, nos interese o no, tenemos que sacar algo de provecho y positivo. No sólo nos tenemos que quedar con los temas que marcan la agenda informativa. Siempre es bueno completar, contrastar y ampliar información sobre todo aquello que nos interesa.

Seleccionar información es un trabajo

Existen diferentes herramientas que hacen más fácil la tarea de seleccionar temas o informaciones. Pero no es suficiente. Estamos expuestos a gran cantidad de impactos y noticias. Por lo tanto, gestionar y seleccionar información de forma correcta es clave.

El objetivo de los criterios es crear un filtro personal de información. La próxima vez que vayas a consultar Internet piensa antes en los 10 temas sobre los que quieres estar informado y así evitarás cualquier distracción.

Sobre el autor de este artículo

Carolina Fresneda Lorente