Empresa

Claves para detectar a un mal consejero

claves-mal-consejero
Escrito por Ana Muñoz

¿Crees que tienes un mentor, amigo o familiar que no te escucha cuando hablas? Hoy te mostramos las claves para detectar a un mal consejero.

Muchas de las situaciones complicadas que ocurren en nuestra vida diaria se solucionarían si supiéramos escuchar mejor.

Y es que, en ocasiones, por aburrimiento o falta de interés en el tema, desconectamos y nos aislamos en nuestro propio mundo.

Consejos que todo emprendedor debería seguir

Tanto es así que los últimos estudios aseguran que la mayoría de personas sólo escucha un 25% de lo que dicen los demás, haciendo que los que tenemos en frente se sientan poco comprendidos.

Pero esto también ocurre en sentido contrario. Por eso, hoy te damos las claves para detectar a un mal consejero. ¿Quieres saber cuáles son?

1.  Juzgan

juzgar

Detectar a un mal consejero no es especialmente difícil, ya que siempre intentarán juzgar todo lo que haces. El ejemplo más típico es que, después de contar tu historia, comenzarán una frase similar a: ¿En qué estabas pensando? Lo que deberías hacer es…

Nadie es perfecto, y no todo el mundo es capaz de tomar buenas decisiones en tiempo real. Por eso escuchar los detalles es tan importante.

2. Minimizan

minimizar-problemas

“No creo que fuera tan malo/ Haces que suene peor de lo que es/ Sólo era una broma, relájate”. Si te suenan estas frases es que estás delante de un mal consejero.

Y es que cuando nos encontramos con un problema que nos preocupa, lo peor que nos pueden decir es que “eso” no es tan importante como creemos.

3. “Por lo menos tienes salud”

escuchar-problema

“Hay muchas personas desafortunadas en el mundo, así que tenemos que dar gracias a la vida porque, por lo menos, tenemos salud”.

A pesar de que es una frase cierta, la traducción subyacente de es: “Lo siento, pero no tienes derecho a sentir emociones negativas”.

Sentirse escuchado es una forma de calmar a la persona que tienes al lado, así que si te está contando algo, lo último que quiere oír es que deberías estar siempre feliz.

4. Ellos son el mejor ejemplo

escuchar-ejemplo

“¿Habías pensado hacer X? Ya sabes que lo que yo suelo hacer es Y, así que tú puedes hacer Z”.

Este es uno de peores hábitos de los malos consejeros. Y es que, antes de escuchar siquiera la historia entera, ya te están dando un consejo en función de lo que ellos hagan.

5. No responde a nada

escuchar-problemas

Si hay algo que delate a los malos consejeros son los silencios incómodos. Y es que si alguien no responde a la historia que le estás contando, es evidente que no te está escuchando.

Esta situación es realmente frustrante, ya que si tú estás intentando conectar con esa persona y él/ella activa el botón de automático, quizás deberías cambiar de consejero.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.