Empresa

Cisco encadena su séptimo trimestre consecutivo en rojo

Cisco

Cisco sigue inmersa en su profunda transformación interna que lastra los resultados trimestrales de la compañía de redes más popular.

Cisco ha presentado hoy sus resultados financieros correspondientes al cuarto trimestre de su año fiscal, finalizado el pasado 29 de julio. Un período en que la popular compañía de redes ha acumulado el séptimo trimestre consecutivo en que sus ingresos caen, en esta ocasión hasta los 12.130 millones de dólares, un 4% menos que en los mismos meses del año anterior.

Una cantidad que no sólo es inferior a la cosechada en 2016, sino que también representa incumplir las previsiones de los analistas. No en vano, el consenso del mercado esperaba unos 12.060 millones de dólares en facturación, lo cual ha provocado que las acciones de Cisco cayeran un 2% tras la publicación de estos datos.

De ahí, los beneficios también disminuyen: de los 2.810 millones de dólares en el Q4 de 2016 a los 2.420 millones de dólares anotados en el último trimestre de que tenemos constancia. O lo que es lo mismo, de 56 a 48 centavos de dólar por acción.

Cisco se encuentra actualmente en un profundo proceso de reestructuración en el que la histórica compañía norteamericana quiere romper con su tradicional dependencia de los routers y switches -un mercado muy competido y con márgenes en decrecimiento- para introducirse en nuevos nichos de actividad, como la ciberseguridad o el software. Pero, hoy por hoy, su principal negocio sigue estando en la venta de esta clase de equipos (5.300 millones, un 9% menos respecto a 2016) año tras año. Por el contrario, los ingresos por servicios de Cisco en el cuarto trimestre de 2017 ascendieron a 3.100 millones de dólares, un 1 por ciento más que el curso precedente.

Un cambio de paradigma que también llevó a Cisco a anunciar el quinto gran ajuste de su plantilla el pasado mayo. Unos 1.100 trabajadores de la multinacional abandonarán el grupo bajo la premisa de que “Cisco necesita diferentes conjuntos de habilidades para un futuro definido por el software de las que actualmente dispone en su plantilla”, como se admitió en agosto de 2016.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.