Empresa

Cinco partidas en las que recortar gastos (y ser más eficientes) en la empresa

Los costes ocultos son aquellos gastos que, sin aparecer de forma concreta y explícita en las cuentas de resultados de una empresa, lastran su productividad y engrosan los números rojos de la compañía a final de año. Entre ellos, se encuentran las pérdidas de tiempo por parte de los trabajadores, las ineficiencias en los modelos productivos o los pagos por servicios o suministros innecesarios o sobredimensionados en la organización.

Y si algo bueno ha tenido la crisis económica es que las empresas se han dado cuenta del enorme potencial de ahorros que se esconde en estos gastos ocultos y, por ende, han comenzado a atajarlos de raíz. Medidas que, además, tienen una doble vertiente, ya que permiten reducir los gastos de las compañías sin acometer recortes de plantilla o bajadas de salario, al mismo tiempo que contribuyen a mejorar la productividad, la eficiencia y, finalmente, la partida de ingresos de las empresas.

Cómo crear una empresa en España, paso a paso

Pero, ¿qué medidas pueden tomar las compañías, de forma generalizada, para reducir estos gastos y mejorar su eficiencia? Aunque cada caso particular requiere de medidas concretas y ofrece unas posibilidades de ajuste distintas, existen cinco partidas presupuestarias en las que se puede meter mano en la inmensa mayoría de empresas. ¡Dale a ‘Siguiente’ para conocerlas!

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.