Empresa

China prohíbe 11 millones de vuelos a personas con crédito social bajo

China prohíbe 11 millones de vuelos a personas con crédito social bajo

Continúan las consecuencias del sistema de crédito social en China, una fórmula casi distópica que ha propiciado la prohibición a personas con puntuación baja de coger 11 millones de vuelos y 4 millones de trenes.

En China está aprobado desde el año 2014 un sistema de crédito social público y obligatorio cuya introducción ha sido gradual y cuyo baremo premia el civismo y la solvencia financiera de los ciudadanos del país asiático, castigando en una lista negra a los que obtengan puntuación baja, con consecuencias como el impedimento de viajar en tren o en avión durante por lo menos un año. Se evalúan toda clase de delitos sociales o económicos, como no pagar el seguro, fumar en sitios prohibidoso difundir datos falsos o fraudulentos.

El sistema de crédito social en China: una distopía hecha realidad

Implantado desde hace meses, ahora China hace gala de su propia versión real de Black Mirror y tras recoger, mediante un opaco algoritmo, calificaciones financieras, sociales, legales y políticas de cada uno de sus ciudadanos, ya tiene varias listas negras a nivel nacional con delitos y problemas de mala conducta, deudas financieras e infracciones en el espacio público.

A consecuencia del baremo, las personas sancionadas en la lista negra ya no podrán coger más de 11 millones de vuelos y 4 millones de viajes en tren de alta velocidad. Este veto implica la puesta en marcha definitiva del polémico sistema de crédito social que, además de vetar determinados servicios, expone de forma pública a los deudores con cuentas pendientes.

Según informan desde Business Insider, el Tribunal publica los nombres de estas personas y sus número de identificación en una web. Estas, debido a su “castigo” ya no  pueden alojarse en hoteles de cuatro ni cinco estrellas, enviar a sus hijos a colegios de pago o adquirir productos de lujo. En otras provincias del país asiático se exponen las fotografías y los nombres de los deudores en pantallas callejeras, cines, autobuses y tablones de anuncios.

Las cifras son escalofriantes y apuntan a una grave persecución política y vulneración de derechos: el pasado diciembre se añadieron 8,8 millones nombres de deudores nuevos.

Fuente | Business Insider India

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.