Empresa

La UE ultima otra `supermulta´ contra Google por Android

La UE ultima otra `supermulta´ contra Google por abuso de Android

Bruselas ya ultima los flecos de otra histórica multa millonaria contra Google por abuso de la posición dominante de su sistema operativo para móviles Android, una práctica competitiva que podría salirle muy cara al buscador.

Las multas europeas a Google no tienen freno en una última década plagada de litigios: en junio de 2017,  la Comisión Europea acusó a Google de “abuso de posición dominante“ por vulnerar las normas antimonopolio de la UE para favorecer de forma sistemática los resultados de su comparador de precios online. Pese a que oficialmente recurrieron la sanción de 2.400 millones de euros, la tecnológica optó por trocear su negocio para que Google Shopping opere de forma independiente y de este modo, evitar nuevas multas de Bruselas.

Ahora, desde la temida comisaría de Margrethe Vestager vuelven a la carga contra el buscador, en este caso por la posición dominante en el ecosistema Android, su sistema operativo gratuito y de código abierto lanzado en 2007. La Comisión de Competencia considera que mediante su sistema operativo para móviles Google habría abusado de su posición de dominio y restringido el acceso a sus competidores. A finales de 2016, la tecnológica declinaba dicha acusación y argumentaba que Android fomenta la competencia y no obliga a los fabricantes a incorporar aplicaciones predeterminadas en sus dispositivos móviles.

Los ‘pecados’ de Google en Europa: así es su ingeniería financiera para pagar menos impuestos

Tras varios años de investigación, desde Bruselas preparan los últimos flecos para hacer pública la multa a Google en las próximas semanas, cuyo importe no está claro del todo, ya que desde el organismo tienen la facultad de imponer sanciones de hasta 11.000 millones de dólares (9.000 millones de euros), el equivalente al 10% de la facturación de Alphabet, la matriz de Google. Dado que nunca se ha alcanzado este tope, los analistas apuntan a que el recargo se situará en un importe más bajo, eso sí, añadido a los 2.400 millones de multa ligados al abuso de posición dominante de su motor de búsquedas.

Al presentar el pliego de cargos en 2016, Vestager detalló que desde Bruselas creen que “el comportamiento de Google niega a los consumidores el acceso a un abanico más amplio de aplicaciones y servicios móviles y obstaculiza el camino de la innovación a otros actores, incumpliendo las normas antimonopolio de la UE”. Al obligar a fabricantes y operadores que usan el sistema operativo a instalar de modo predeterminado las apps y servicios de Google como Maps o Chrome, la Comisión aduce que se trata de una práctica anticompetitiva. En este término, cabe destacar que Android acapara un 80% de cuota de mercado global y un 90% en el caso europeo.

Fuente | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.