Empresa

Brave recauda 35 millones de dólares en criptodivisas (y en tan sólo 30 segundos)

Te contamos lo que es Monero, la alternativa virtual a la moneda bitcoin
Escrito por Marcos Merino

La compañía fundada por EL ex-CEO de la Fundación Mozilla Brendan Eich había recurrido a una ICO (Oferta Inicial de Monedas)

Una Oferta Inicial de Monedas (ICO por sus siglas en inglés) es una vía permite a las startups conseguir financiación eludiendo el muy regulado proceso de Oferta Pública Inicial (IPO). La financiación les llega en forma de criptodivisas (los inversores ofrecen bitcoins o moneda de curso legal a cambio de una divisa virtual emitida por la propia startup). Las ICO son una herramienta en auge para conducir las rondas de financiación de las nuevas empresas tecnológicas.

Una de las compañías que han apostado por esta figura ha sido Brave, responsables del desarrollo del navegador homónimo, fundada por Brendan Eich, inventor del lenguaje Javascript y ex-CEO de la Fundación Mozilla (puesto en el que sólo pudo permanecer 10 días, tras saberse que en 2008 había realizado una donación a favor de una campaña de prohibición del matrimonio gay). Ahora, 3 años después, trata de abrirse un hueco en el mercado de los navegadores con esta propuesta, centrada en el bloqueo de anuncios (explorando formas alternativas de remunerar a los webs que incluyen) y en la navegación privada (incluyendo la tecnología Tor). Si bien Brave cuenta por ahora con el handicap de no ofrecer extensiones, una funcionalidad muy apreciada por los usuarios del resto de navegadores (incluyendo los de otro recién llegado: Vivaldi).

Para su ICO, Brave ofertó un ‘criptoactivo’ o divisa virtual denominada ‘Basic Attention Token’ o BAT. Durante la ronda de financiación recaudó 156.250 ethers, lo que equivale a 35 millones de dólares que, además, recaudó en el tiempo récord de 30 minutos. No fue la única cifra destacable del proceso, pues la cantidad de inversionistas que finalmente pudieron participar fue muy reducida: de apenas 130 personas. La razón no fue únicamente la rapidez con que todo tuvo lugar, sino también la existencia de tasas para priorizar transacciones (hubo quien llegó a pagar casi 2.300 dólares para ello).



Vía | Techcrunch

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.