Empresa

Bosch factura 2.300 millones y crece un 7,5% en España

bosch resultados financieros
Escrito por Ana Muñoz

Bosch ha cerrado el ejercicio fiscal de 2016 en España con unas ventas de 2.300 millones, alcanzando un crecimiento del 7,5% en relación con el año anterior.

Las ventas netas totales en España, incluyendo la facturación de las empresas no consolidadas y los suministros internos a las sociedades filiales, también registraron un desarrollo positivo, llegando hasta los 2.800 millones de euros.

España es uno de los cinco mercados más importantes de Bosch en Europa. Para 2017, a juzgar por los buenos resultados obtenidos durante el primer trimestre, esperamos alcanzar de nuevo un desarrollo positivo de nuestras ventas”, aseguró Javier González Pareja, presidente del Grupo Bosch para España y Portugal.

En cuanto a innovación, Bosch invirtió en España 102 millones de euros en 2016, lo que supone un aumento de más del 20% en comparación con el ejercicio 2015.

“Estas inversiones, orientadas al futuro y al aumento de la competitividad de los diferentes emplazamientos, reflejan el compromiso de Bosch con nuestro país”, afirmó el directivo.

Para el año 2017, ante las previsiones de un panorama económico moderado y de la incertidumbre geopolítica, Bosch pretende lograr un crecimiento de sus ventas a nivel mundial de entre un 3 y un 5%.

Coche conectado

Las ventas en el área empresarial Mobility Solutions de Bosch aumentaron su cifra en dos dígitos, por encima del crecimiento de la producción de vehículos en España.

Los principales factores del éxito fueron el continuo incremento del nivel de equipamiento de los sistemas de asistencia al conductor y la exitosa introducción de una nueva generación de sistemas multimedia para el automóvil. Así, este área de negocio se convierte en la mayor con más de la mitad de las ventas totales de Bosch en España.

Cómo afectará la era del coche conectado a los trabajadores y empresas

Y es que la conectividad está convirtiendo a los coches en el tercer espacio vital junto al propio hogar y al puesto de trabajo de las personas.

“En Bosch creemos que el coche conectado permitirá reducir la cifra de accidentes a cero, y ese es nuestro objetivo”, explica González Pareja.

Eso sí, el directivo asegura que aún queda mucho por hacer, como por ejemplo regular la legislación. “Este cambio debe hacerse a nivel europeo y confío en que así se hará”, explica.

Sobre el autor de este artículo

Ana Muñoz

Licenciada en Periodismo. Tecnoadicta, apasionada por los wearables y las pelis de superhéroes.