Empresa

¿Qué pasa si pago el IVA y el IRPF trimestral fuera de plazo?

¿Qué pasa si pago el IVA y el IRPF trimestral fuera de plazo?

Un elevado porcentaje de los autónomos españoles están obligados a rendir cuentas con el fisco cada trimestre para abonar los impuestos del IVA e el IRPF pero, ¿qué sucede en el caso de no pagarlos a tiempo?

De forma trimestral en la mayor parte de los casos, los trabajadores españoles por cuenta propia deben presentar sus declaraciones de IVA e IRPF a Hacienda, aunque en algunos tipos de régimen de tributación estas tienen un carácter anual. ¿Te has preguntado qué sucede si cumples tarde con tus obligaciones fiscales y pagas los impuestos más tarde que los días 30 de enero y 20 de abril, julio y octubre?

Como cabe esperar, la respuesta es que no te puedes salir de rositas, sino que aunque sea posible presentar una declaración extratemporánea tendrás que hacer frente a una sanción de Hacienda, cuyo importe dependerá de si has recibido o no previamente un requerimiento de la Agencia Tributaria. Si se te ha pasado el plazo inmediatamente deberás preparar los modelos 303 y 3010 -correspondientes, respectivamente, al IVA y al IRPF- y presentarlos en Hacienda, indicando el trimestre al que se refieren e incluyendo exclusivamente datos del mismo.

Tarifa rural para autónomos: así son los requisitos para obtenerla

Desde la asesoría online Txerpa apuntan que a la hora de presentar la declaración fuera de plazo puedes presentar la declaración extemporánea y abonar el importe que marquen los modelos de autoliquidación. La declaración extemporánea incluye una nota de pago y en su notificación, Hacienda te indicará la fecha límite que tienes para pagar el trimestre y dos importes de recargo: uno con reducción y otro sin reducción.

Existen diversos casos cuando no hay requerimiento previo: si el retraso es menor a tres meses en la presentación, el recargo es del 5% sobre el IVA pendiente de liquidación, mientras que si te retrasas entre tres y seis meses, el recargo es del 10%. Si el retraso se sitúa entre seis y doce meses, el recargo es del 15% y si supera al año, el recargo es del 20% además de los intereses de demora, aquellos que la Agencia Tributaria cobra si presentas la declaración pero no haces el ingreso.

Si existe requerimiento de previo de Hacienda al presentar el IVA, nos topamos con tres casos distintos:

  • Infracción leve: La base de la sanción es igual o inferior a 3.000 euros o es superior pero no hay ocultación, en la que la multa es del 50% sobre el importe que no se ha ingresado.
  • Infracción grave: La base de la sanción supera los 3.000 euros y existe ocultación. La multa es de entre el 50% y el 100% del importe sin ingresar.
  • Infracción muy grave: Esta sanción se da cuando la base de la sanción supera los 3.000 euros y se han utilizado medios fraudulentos. La sanción es muy elevada ya que será de entre el 100% y el 150% del importe que no se ha ingresado.

Cabe destacar que si no posees el importe para pagar, es posible solicitar un aplazamiento, o fraccionamiento de la deuda, los cuales no implican sanción.

Fuente | Cinco Días

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.