Empresa

Así son los 5 tramos de cotización para autónomos que propone el Gobierno

Los tramos de cotización de los autónomos

De aprobarse la nueva reforma del Régimen Estatal de Trabajadores Autónomos (RETA) que entraría en vigor en 2019, estos serían los 5 tramos de cotización para autónomos propuestos por el Gobierno y que entrarían en vigor en 2019.

Las principales asociaciones de autónomos españoles como ATA y UPTA se reunían esta semana con la nueva ministra de Trabajo, Magdalena Valerio, para presentar sus propuestas en torno a una nueva reforma del Régimen Estatal de Trabajadores Autónomos (RETA), una medida que se quedó fuera de la Ley de Autónomos, en la que si tuvieron cabida otros cambios como la prolongación de la tarifa plana, la posibilidad deducirse hasta 26,67 euros al día en dietas o un nuevo paquete de medidas orientadas a fomentar la conciliación laboral y familiar.

Este estudio revela las principales preocupaciones de los autónomos españoles

De ser aprobada esta reforma, que entraría en vigor el 1 de enero de 2019, existirían hasta cinco tramos distintos de cotización para los autónomos españoles, que obedecerían al propósito de adecuar los ingresos y las cotizaciones a la Seguridad Social de los trabajadores por cuenta propia. Desde UPRA subrayan que es una medida positiva aunque recuerdan que alrededor de un tercio de los autónomos (30%) pagarán más de lo que lo hacen actualmente.

Te contamos cuáles son los límites de cada tramo y cuál sería la cuota a abonar por parte de cada segmento.

5 posibles tramos de cotización para los autónomos

  • Primer tramo: En este tramo cabrían los trabajadores españoles por cuenta propia que declaran ingresos inferiores al SMI, de 10.302,60 euros anuales en 2018, lo que equivale a unos 735 euros al mes. Tal y como sucede con la tarifa plana actual, su cuota estaría fijada en 50 euros mensuales durante los dos primeros años, siempre y cuando no superen la citada cantidad ingresada. Si no pasan del límite, esta se podría prorrogar hasta dos años más.
  • Segundo tramo: Es para aquellos autónomos que ingresen menos de 30.000 euros anuales. Por lo tanto, equipara a aquellos que ingresan 11.000 euros anuales con aquellos que ganen 29.000. Los profesionales de este grupo abonarán a la Seguridad Social una cuota de 279 euros al mes. Eso sí, no tendrían que pagar más de cotización al finalizar el año fiscal, con independencia de la base de cotización escogida.
  • Tercer tramo: Lo asumen los trabajadores por cuenta propia cuyos ingresos se encuentren entre los 30.000 y los 40.000 euros anuales. En este caso, la cuota cambia y sube hasta los 357 euros mensuales, abonando en el conjunto de cada ejercicio 936 euros más a las arcas estatales. Aunque estos podrán escoger libremente su base de cotización, cotizarían sobre 14.000 euros anuales, el equivalente a la base del Grupo 1 del Régimen General.
  • Cuarto tramo: Este regula la cotización de los autónomos que ingresan una cifra comprendida entre los 40.000 y los 60.000 euros al año. Estos deberán pagar una cuota de 417 euros, implicando un incremento anual de 1.656 euros. ATA y UPTA plantean una cotización de 18.000 euros.
  • Quinto tramo: Aquellos autónomos que ingresen más de 60.000 euros durante el año deberán abonar una cuota mensual fijada en 556 euros, una cantidad que sube mucho con respecto a la actual, ya que pagarán al año 3.324 euros más. Se plantea para ellos una una cotización de 24.000 euros.

Cabe recordar que el 85% de los autónomos españoles cotizan por la base mínima, una cifra que sube hasta el 90% en el caso de los menores de 40 años. Mientras, los que cotizan por la base máxima abonan 1.137 euros mensuales. Según daros de ATA, menos del 1 por ciento (0,8%) de los autónomos que están dados de alta como personas físicas tiene una base de cotización superior a los 2.673,3 euros.

Fuentes | ATA/UPTA

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.