Empresa

Así es cómo Steve Jobs levantó a Apple de las cenizas llevándolo al éxito

Subastan objetos y ropa de Steve Jobs

En 1996 Apple estaba más cerca del desastre que del éxito. Cuando Steve Jobs regresó cambió el rumbo de la compañía, llegando incluso a apoyarse en su rival Microsoft.

Apple no siempre ha estado en la cresta de la ola. En 1996 la compañía lidiaba con resultados negativos semestre tras semestre, y los sucesivos CEOs parecían incapaces de solventar la situación. En un punto era tan extremo que el CEO de Dell, Michael Dell, llegó a decir que si fuera su compañía la cerraría y devolvería el dinero a los accionistas.

En 1985 las tensiones habían empezado a surgir entre Jobs y John Sculley, ex CEO de Apple; los directivos se posicionaron a favor de éste último y retiraron al fundador de Apple de sus responsabilidades. Entonces decidió marcharse a NeXT, una compañía de ordenadores donde le permitían hacer lo que él quería.

11 años después Gil Amelio, ex CEO de Apple, decidió comprar NeXT para llevar a Jobs de nuevo a la compañía con la esperanza de que tomara las riendas de la situación, y así hizo.

Jobs hizo su primera aparición en público tras regresar a la compañía en enero de 1997 durante la MacWorld Expo. A mediados del año Jobs se deshizo de Amelio y logró convertirse en el CEO de Apple. En la siguiente MacWorld Expo, que tuvo lugar en agosto del mismo año, se dirigió a los fanáticos de Mac con una noticia inesperada: Apple había aceptado una inversión de 150 millones de dólares procedente de su principal rival: Microsoft. “Necesitamos toda la ayuda que podamos conseguir“, explico el nuevo CEO ante el rechazo del público.

Pocos meses después, a principios de 1998, Jobs se dirigió de nuevo a la audiencia del MacWorld Expo con una buena noticia: Apple volvía a ser rentable. Ese mismo año Tim Cook apareció en escena, liderando las operaciones de Apple a nivel global.

También se implementaron cambios en Apple para mejorar la productividad de los empleados. La comida de la cafetería se mejoró, y los trabajadores ya no podían llevar a sus mascotas a la oficina. Toda la plantilla debía tener energía suficiente para centrar toda su atención en Apple, evitando cualquier tipo de distracción.

Un año después de la inversión de Microsoft llegó el iMac, un potente ordenador para su época diseñado conjuntamente por Jobs y Jonathan Ive. El colorido dispositivo alcanzó las 800.000 ventas en los primeros cinco meses. Eso si, Jobs quería bautizar el nuevo ordenador como MacMan, pero Ken Segall sugirió iMac por el poderoso significado que conllevaba la “i”.

El hito más destacable posiblemente sea la llegada de Mac OS X en 2001. Se basaba en los ordenadores de NeXT, combinando Unix y la tecnología BSD. Apple empezó a abrir tiendas físicas, y el éxito cada vez era más latente.

Fueron llegando nuevos productos y servicios, como el iPod y el iTunes, y en 2004 bajo el proyecto Purple llegó la primera pantalla táctil para uno de sus dispositivos móviles.  Jobs resucitó al Mac definitivamente en 2006, al cambiar el procesador PowerPC por los procesadores Intel, haciéndolo más asequible y facilitando el desarrollo de software para el dispositivo – también implicaba que por primera vez era posible instalar Windows en un Mac. Consecuentemente, entre 2003 y 2006 el precio por acción había incrementado de 6 dólares a 80 dólares.

5 poderosas lecciones de liderazgo que aprender de Steve Jobs y Elon Musk

Abrió su principal e icónica tienda en Manhattan, y demostraron que Michael Dell estaba tremendamente equivocado: Apple ya valía más en bolsa que Dell. Sin embargo, no todo era buenas noticias, el cáncer de páncreas que atacaba a la salud de Jobs desde 2003 estaba empeorando.

Eso si, nada iba a frenar el creciente éxito de Apple. El primer iPhone llegó en 2007 – pese a que al principio Jobs no era un gran fan – y contó con una gran aceptación entre los consumidores vendiendo un millón de unidades en tan sólo 74 días. La primera actualización importante del iPhone aterrizó en 2008, el iPhone 3GS. Además de poder navegar a mayor velocidad los usuarios ya podían descargar software distinto al de Apple en la App Store.

En 2009 la salud de Jobs empeoraba y Cook llevó a cabo sus labores como CEO mientras el líder de la compañía estuvo de baja. No obstante, en 2010 pudo presentar su deseado iPad. A principios de 2011 Jobs presentó sus dos últimos productos y servicios: el iPad 2 y el iCloud. En junio de 2011 presentó el proyecto para el nuevo campus de Apple, siendo su última aparición en público.

El genio detrás de Apple cedió su puesto como CEO a Cook en agosto, para ser presidente de la compañía. Siguió dedicando sus esfuerzos a Apple hasta el 5 de octubre, día en el que falleció dejando atrás un legado que hoy en día sigue siendo la compañía más valiosa del mundo.

Vía | Business Insider

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!