Empresa

Área 120: Google crea su propia incubadora de startups

shutterstock_409812205
Escrito por Eduardo Álvarez

La compañía estadounidense crea una incubadora de proyectos para evitar que sus empleados más brillantes emprendan su carrera en solitario.

Silicon Valley es todo un ecosistema empresarial pensado por y para la tecnología. Sin embargo, además de muchas ventajas, que todos los gigantes del sector tengan sede en el mismo lugar tiene un inconveniente: se roban mutuamente a sus empleados. Para evitar fugas, Google pretende retener a sus trabajadores más brillantes con Área 120, una incubadora de startups.

Actualmente la compañía permite a algunos de sus asalariados trabajar en proyectos propios, pero sólo durante un tiempo limitado dentro de su jornada laboral. Por ello, los que creen de verdad en sus ideas, terminan buscando financiación al margen de Google, ya sea de forma independiente o en otras compañías.

Para poner fin a la fuga de talentos, Google va a crear Área 120, según indica The Information. Dentro de esta iniciativa, se permitirá a sus trabajadores dedicarse a tiempo completo a sus propios proyectos empresariales sin necesidad de abandonar la empresa matriz. Google quiere poner las cosas fáciles para evitar tener que renovar constantemente su plantilla lamentándose por haber perdido a un trabajador brillante.

Una iniciativa de éxito no garantizado

No es la primera iniciativa que una compañía tecnológica emprende para retener talento. Ya fue sonado el juicio colectivo de 60.000 empleados contra sus empleadores. En él se denunció el acuerdo alcanzado entre los gigantes de la tecnología para no robarse trabajadores. Además, es habitual incluir cláusulas para evitar la competencia de ex trabajadores, al menos durante un tiempo.

El principal problema que afronta Área 120 es que sigue siendo relativamente fácil recaudar fondos en Silicon Valley. Hay muchos fondos de inversión a la caza de las startups más prometedoras, dispuestos a poner dinero para llevar el proyecto a buen puerto. Probablemente, para los que tengan entre manos la semilla de una nueva empresa de éxito, aún resulte más atractivo salir de Google para cosechar los beneficios en solitario.

Ayudar a los emprendedores que ya trabajan en Google es la idea. Beneficiarse de sus ideas de negocio antes de que acaben trabajando para el enemigo, el objetivo. Google quiere así fomentar el espíritu emprendedor entre sus trabajadores. Está por ver si esta incubadora de startups conseguirá retener a los más talentosos o si preferirán iniciar su aventura en solitario.

No es Silicon Valley el único ecosistema atractivo para los nuevos proyectos empresariales. En España, por el momento, la cosa va un poco más despacio. Son muchos los experimentos que se están llevando a cabo en cuanto a parques empresariales dedicados en exclusiva a la tecnología. Habrá que esperar a ver qué depara el futuro.

Sobre el autor de este artículo

Eduardo Álvarez