Empresa

Aprende a liderar un equipo de empleados mayores que tú

jefe joven

Ser un buen líder se vuelve un reto aún más complejo cuando eres un jefe joven dirigiendo empleados más mayores. Descubre las técnicas para ganarte el respeto del equipo.

Un jefe joven al frente de un equipo de empleados mayores con una larga trayectoria profesional puede generar cierto escepticismo.

No es inusual que los trabajadores se sientan ofendidos o reacios a que una persona considerablemente más joven les lidere; esto puede interponer cierta distancia entre el jefe y el empleado, provocando que la relación sea peor y entorpeciendo la relación.

Para evitar que esto ocurra es fundamental tener en mente algunos aspectos clave para eliminar los posibles prejuicios que un equipo pueda tener hacia un jefe millenial:

  • El rol del jefe joven: Ten en cuenta que tu equipo tiene más experiencia que tú, y posiblemente más conocimintos a nivel técnico; tu rol principal no es enseñar e imponer tus conocimientos a nivel teórico, sino dirigir al equipo y darles la energía necesaria para conseguir sus objetivos. Recuerda: eres su líder, no su tutor.
  • Tus empleados también son tus aliados: Por el mero hecho de ser el jefe, no significa que sepas más que ellos. Cuenta con tu equipo para tomar decisiones, y si alguien tiene más experiencia en cierto ámbito no dudes en pedirle consejo. Tu función es diseñar una estrategia para el equipo, y sus miembros juegan un rol clave en llevarla a cabo.
  • Entiende su estilo de vida: Tienes que tener en cuenta que tu equipo probablemente no lleve el mismo ritmo de vida que tú, y tampoco tiene las mismas obligaciones. Es importante valorar que aunque tu tengas energía y tiempo para dedicar una gran parte de tu vida al trabajo no significa que el resto también lo tenga. Intenta entender sus dinámicas y necesidades y respétalos; recuerda, la comunicación es clave.
  • Haz preguntas: Trasmíteles que te importa su opinión, están ahí para trabajar contigo, no para ti. Descubre qué necesitan y dales nuevos retos. Obtener un feedback sincero es clave.

Errores que no debes cometer en tus primeros 100 días como jefe

  • Apóyales: Puede que tengan más experiencia y conocimiento, pero esto no implica que lo sepan absolutamente todo. Demuestra que apoyas a tu equipo y que estás ahí para ayudarles a seguir desarrollándose profesionalmente; organiza talleres y cursos para que toda la plantilla pueda aprender a usar la última tecnología y estar al día con las tendencias en el mundo empresarial. No hay edad para dejar de aprender.
  • No tengas miedo: No evites contratar a trabajadores más mayores que tú. Una combinación entre empleados jóvenes y mayores puede ser la clave para el éxito de un negocio. Ante todo demuestra respeto por cada miembro del equipo: define bien los roles y deja claro que cada persona es esencial para desarrollar el proyecto, independientemente de su edad, especialidad o experiencia.

Vía | CNBC

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Estudiante de Periodismo y Derecho en la Universidad Rey Juan Carlos, realizando una beca en Axel Springer conectada siempre con la actualidad e innovación!