Empresa

Apple tiene vía libre para construir su primer centro de datos en Irlanda

fundadores Apple fueron indecisos y les ayudo

Un rompedor centro de datos de ocho salas en la costa irlandesa permitirá a Apple mejorar el servicio que presta a sus clientes europeos.

Pese a la oposición de algunos vecinos y de ciertas organizaciones ecologistas de la zona, Apple ha logrado finalmente la luz verde de los reguladores irlandeses para construir su primer centro de datos en ese país, el cual ya alberga el CPD europeo de otras grandes firmas tecnológicas como Facebook.

Se tratará de una instalación de 197 hectáreas que se ubicará en las afueras de la ciudad de Athenry, en el condado de Galway, en el seno de un bosque cercano a la costa oeste de Irlanda. Tal y como informa el portal  Business Insider, el centro de datos contará con ocho salas cuando esté completamente terminado, ya que por el momento sólo se construirá una sala. De hecho, cada vez que Apple decida desarrollar una nueva sala de servidores deberá solicitar de nuevo permiso a las autoridades irlandesas.

Unas 200 personas serán empleadas en la construcción del centro de datos, pero una vez que se ha haya completado, será operado por un número mucho más reducido de trabajadores especializados. La compañía estima tener su CPD irlandés levantado y funcionando a principios de 2017, aunque parece que los plazos están muy justos dado lo que se han dilatado las aprobaciones legales.

Superando las reticencias locales

Los grupos contrarios a la construcción de este CPD argumentan que el edificio tendrá un impacto muy negativo sobre la rica fauna local, así como están preocupados por el posible efecto que el centro de datos podría tener a la hora de hacer frente a una potencial inundación; sin olvidar el alto consumo energético de la propia operativa diaria de la instalación (aunque funcionará plenamente con energías renovables, según la compañía de Tim Cook). Sin embargo, todos estos detalles han sido obviados por las autoridades irlandesas que han primado los valores económicos y de innovación frente a otras consideraciones.

De hecho, la propia Apple ha respondido a algunas de estas demandas. Por ejemplo, la compañía norteamericana pretende reducir su impacto medioambiental en el bosque mediante la restauración de árboles nativos en la zona, así como creará un espacio educativo al aire libre para las escuelas locales o una ruta de senderismo.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.