Empresa

Apple tampoco cumple con el fisco japonés y es multada con 105 millones de euros

Apple-aumenta-inversión-en-China

Apple redirigió los beneficios de iTunes en Japón a su sociedad irlandesa para evadir los impuestos que ahora ha tenido que pagar.

Apple no sólo está viendo como su agresiva política fiscal despierta las iras de la Unión Europea, sino que también está experimentando los mismos problemas en Japón. En ese sentido, la firma de Tim Cook acaba de hacer frente al pago de una multa de nada menos que 12.000 millones de yenes, el equivalente a algo menos que 105 millones de dólares.

Según informan medios locales, las autoridades niponas habrían descubierto que, entre 2012 y 2014, Apple habría transferido más de 60.000 millones de yenes -521 millones de euros- a la filial irlandesa de forma totalmente irregular. Se trata de la misma práctica que ha sido denunciada en el Viejo Continente, denominada ‘doble irlandés’ y cuyo funcionamiento os hemos explicado con detalle en este otro artículo.

Al parecer, las irregularidades de Apple en Japón se circunscriben únicamente a los beneficios obtenidos por su software iTunes, integrado en múltiples dispositivos de la firma, como el iPhone. Este dinero, en lugar de tributar en el país del sol naciente, fue redirigido en concepto de propiedad intelectual y otros conceptos empresariales a una compañía en Irlanda, desde donde fue ya redirigido a la matriz en Estados Unidos.

Apple habría ya abonado esta multa, de acuerdo al Finantial Times, a diferencia de la encarnizada lucha que mantiene la compañía con las autoridades europeas. Recordemos que Tim Cook ha calificado directamente de “basura política” la multimillonaria sanción de la Unión Europea por sus polémicas estrategias impositivas. 

Recordemos que la Comisión Europea ha impuesto recientemente una multa récord de 13.000 millones a Apple después de considerar ilegal el acuerdo fiscal entre la compañía y las autoridades irlandesas. Este pacto, vigente entre 1991 y 2015, permitió a los de Cupertino tributar un exiguo 0’005% por los beneficios obtenidos por las ventas de miles de dispositivos en el año 2014.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.

  • Sergi

    Nada nuevo en el horizonte. Las empresas siempre quieren más, más, más…