Empresa

Apple quiere comprar directamente a los mineros el cobalto para sus baterías

Apple quiere comprar directamente a los mineros el cobalto para sus baterías

Los de Cupertino se encuentran iniciando acciones para hacerse con grandes cantidades de suministros de cobalto contactando directamente con las compañías mineras, por si este mineral clave para las baterías se encarece o escasea.

Durante el próximo lustro, Apple desea comprar de forma directa a los mineros miles de toneladas de cobalto, según señalan medios como Bloomberg. El principal temor de la compañía capitaneada por Tim Cook es que este mineral, materia prima clave para el desarrollo de las baterías de sus dispositivos tecnológicos, encarezca de forma desorbitada su coste debido al impulso y la expansión prevista para la industria de los vehículos eléctricos en los próximos años. El precio del metal se ha triplicado en los últimos 18 meses y ya se negocia a más de 81.000 dólares la tonelada.

Ya que Apple se trata de una de las empresas que más precisa este mineral, la compañía optará por dejar de comprar el cobalto a las empresas encargadas de la fabricación de sus baterías y realizará movimientos para hacerse con grandes cantidades de suministros de este material, cuyo mayor productor se trata de la República Democrática del Congo, que absorbe dos tercios de la producción mundial y cuya industria minera todavía se sirve de mano de obra infantil.

Según las previsiones publicadas ayer martes por Fitch, en nuestro planeta quedan reservas de cobalto para los próximos 57 años si el consumo que demanda el mercado permaneciese estable, algo poco probable si el boom del coche eléctrico sigue en alza y no aparecen otros materiales alternativos para la creación de baterías. Los smartphones acaparan en la actualidad una cuarta parte de la producción mundial de cobalto. 

El oscuro origen del cobalto, el material de las baterías de litio

Aunque las conversaciones son confidenciales y no se han aportado nombres concretos, desde Bloomberg han confirmado que los de Cupertino negocian ya la firma de contratos para hacerse con varios miles de toneladas de cobalto durante el próximo lustro, mientras que desde Apple no han querido realizar declaraciones. El principal propósito de este movimiento sería tener provisiones a un precio estable para que la producción de sus dispositivos inteligentes no esté sujeta al vaivén del mercado y sus ingresos no mermen.

Por supuesto, la tecnológica no es la única, ya que entre la competencia para lograr estas provisiones se hallan otras compañías fabricantes de smartphones como Samsung y gigantes de la automoción como Volkswagen o BMW, cuyo responsable de compras de BMW afirmó al diario alemán FAZ a comienzos de este mes que se encuentran cerrando un contrato por una década de aprovisionamiento. La batería de los coches eléctricos requiere 1.000 veces más cantidad de cobalto refinado que un smartphone, que se surte de ocho gramos del metal para tal fin.

Fuente | Bloomberg

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.