Apple devolverá a Irlanda los 13.000 millones de euros en impuestos impagados

Escrito por Andrea Núñez-Torrón Stock

La ingeniería fiscal y la política impositiva laxa de las grandes corporaciones multinacionales en Europa les está pagando factura en los últimos años. A las multas que ha recibido Google en países como Italia o Reino Unido se le suman sanciones para Apple: la Comisión Europea reclama 13.000 millones de euros en impuestos impagados. Dicha cuantía suponía 40 veces la mayor sanción por evasión fiscal impuesta hasta el momento. 

Según ha comunicado esta semana el ministro de Finanzas irlandés, Paschal Donohoe tras reunirse este lunes en Bruselas con la comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager.a tecnológica ha llegado a un acuerdo con las autoridades estatales para que empezar a tranferir los 13.000 millones de euros a partir del primer trimestre del próximo año. 

La AEPD multa a Google con 300.000 euros por recoger datos sin permiso mediante WiFi

Tras varios años de investigación, la CE detectó ventajas fiscales ilegales de las que Apple sacó tajada en el país irlandés durante más de diez años. El dictamen emitido desde Bruselas también supuso un toque de atención para Irlanda, ya que dichos beneficios selectivos concedidos a los de Cupertino entre 2003 y 2014 eran contrarios a la legislación comunitaria. 

De hecho, existió una importante tensión entre la Comisión Europea e Irlanda: Dublín presentó un fallido recurso ante la Justicia Europea a finales de 2016 para evitar tener que recuperar los impuestos no pagados y Vestager reiteró en su día sus quejas: “un año después de que la Comisión adoptase esta decisión, Irlanda no ha recuperado el dinero, ni siquiera una parte”.

La historia acabará “bien” ya que Paschal Donohoe ha dejado claro que tras las conversaciones con Apple la tecnológica desembolsará la cifra estipulada a principios de 2018 para cumplir con las exigencias comunitarias. Por el momento, el país se encuentra buscando a un administrador de inversiones y a un responsable que custodie la cuenta de operaciones, puestos que espera nombrar el próximo mes.

De todos modos, este no es el único caso de irregularidad fiscal que atañe a los de Tim Cook: Apple reconoció haber defraudado impuestos al fisco italiano entre los años 2008 y 2013, debiendo devolver la suma de 318 millones de euros, mientras que a finales de 2016 su agresiva política fiscal tenía como consecuencia una sanción de 105 millones por parte de Japón.

Fuente | The Guardian