Empresa

Apple compra SMI para lanzar sus propias apps de seguimiento ocular

correo electrónico,email,ojo,recorrido visual,eye tracking

Tim Cook y los suyos se introducen de lleno en el control de dispositivos y experiencias de realidad virtual mediante los movimientos del ojo, siguiendo los pasos de Google.

El seguimiento ocular es una funcionalidad más que interesante de cara a futuras aplicaciones, como la realidad virtual, la realidad aumentada o la gestión de tareas como el control de la televisión o de los comandos de un coche autónomo, entre otros. En ese incipiente campo, Apple ha decidido tomar una posición sólida mediante la adquisición de SensoMotoric Instruments (SMI).

La compra, adelantada por el portal MacRumors, permitirá a los de Tim Cook hacerse con un proveedor destacado tanto en software como en gafas propietarias de seguimiento ocular. SMI lleva trabajando en esta tecnología desde 1991, cuando esto apenas era un sueño propio de la ciencia ficción, si bien ha sido en los últimos años cuando la firma ha pegado un buen acelerón en su desarrollo: sin ir más lejos, el pasado año la compañía anunció un kit de desarrollo de monitorización ocular para las gafas HTC Vive VR.

Los 10 peores fallos en la historia del iPhone

Se desconoce por el momento la cantidad de dinero que ha salido de las ingentes arcas de Cupertino para adquirir SMI, pero sí que sabemos que será un complemento ideal para otras soluciones que ya han ideado las mentes pensantes de Apple. En concreto, hace poco conocimos Arkit, un conjunto de APIs para desarrolladores en el campo de la realidad aumentada. Igual sucede con el nuevo iMac Pro, compatible y terreno fértil para desarrolladores de experiencias de RV en escritorio.

Pero Apple no es para nada la primera (y, seguramente, tampoco la última) gran marca de Silicon Valley en adentrarse de lleno en las tecnologías de seguimiento ocular. De hecho, su gran rival desde los anales de la historia, Google, ya adquirió Eyefluence en octubre del pasado año. También en esta ocasión, se trataba de una compañía que usaba el seguimiento ocular para hacer selecciones y ejecutar órdenes dentro de una interfaz de usuario.

Sobre el autor de este artículo

Alberto Iglesias Fraga

Periodista especializado en tecnología e innovación que ha dejado su impronta en medios como TICbeat, El Mundo, ComputerWorld, CIO España, Kelisto, Todrone, Movilonia, iPhonizate o el blog Think Big de Telefónica, entre otros. También ha sido consultor de comunicación en Indie PR. Ganador del XVI Premio Accenture de Periodismo y Finalista en los European Digital Mindset Awards 2016.