Empresa

Amazon, lista para establecerse en Suecia tras adquirir ‘Amazon.se’

amazon cierra buyvip
Escrito por Marcos Merino

La compañía de Jeff Bezos había intentado varias veces, sin éxito, adquirir ese dominio en el pasado.

Tan sólo unos días después de que Amazon anunciase sus planes para establecer en Suecia una nueva región de infraestructura de Amazon Web Services, abriendo a lo largo de 2018 tres centros de datos en localidades suecas (concretamente, en Västerås, Eskilstuna y Katrineholm), se ha hecho público que el gigante estadounidense del comercio electrónico (y el cloud computing) ha logrado adquirir un dominio clave para su posicionamiento de marca en el país escandinavo: Amazon.se (.se es el dominio de nivel superior geográfico asignado a Suecia).

Se estima que la adquisición del deseado dominio le ha costado 554.500 dólares (o, expresado en moneda local, cinco millones de coronas) a la compañía fundada por Jeff Bezos, y ha tenido lugar tras varias negociaciones infructuosas con su anterior propietaria, la pequeña agencia de publicidad sueca Amazon AB cuya dueña (y única empleada) es una diseñadora gráfica de Estocolmo de 59 años. Ahora que se sabe que la titularidad del dominio pasó a en marzo oficialmente a una de las filiales europeas de Amazon, la compañía ha suprimido una nada despreciable piedra en el zapato que obstaculizaba el lanzamiento de Amazon Suecia, que un plan que llevaría gestándose 3 años y que permitiría que finalmente Amazon tuviera una versión local en este país europeo, igual que las que llevan años funcionando en Reino Unido, Francia o España, por ejemplo.

Por su parte, la implantación en Suecia de los datacenters de AWS ha sido celebrada por el ministro de innovación y empresa sueco, Mikael Damberg, como “un reconocimiento de la posición competitiva de Suecia en la Unión Europea. La inversión de AWS en el país fortalecerá nuestro posición en el actual contexto de cambio digital”. El movimiento de Amazon se explica porque varias de las grandes compañías del país, desde las más tradicionales (como Nokia o Ikea) a las startups más pujantes (King, iZettle, Mojang, Supercell, etc) son clientes de su plataforma de cloud computing.

Vía | The Local

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Marcos Merino es redactor freelance y consultor de marketing 2.0. Autodidacta, con experiencia en medios (prensa escrita y radio), y responsable de comunicación online en organizaciones sin ánimo de lucro.