Empresa

Los contratos temporales copan más de una cuarta parte del empleo en España

Los contratos temporales copan más de una cuarta parte del empleo en España

El fenómeno de la alta temporalidad del empleo en España lleva muchos años enquistado en el mercado laboral. En la actualidad, alrededor del 26% del empleo no es fijo, duplicando la media de la Unión Europea.

El empleo en España sigue caracterizándose por tres rasgos poco esperanzadores: la precariedad de los sueldos, la temporalidad y la elevada tasa de paro. Si en otras ocasiones en TICbeat hemos repasado cifras alarmantes, como que seguimos siendo el segundo país de la UE con mayor tasa de desempleo, solamente superados por Grecia o que 6 de cada 10 becarios no huelen ni un céntimo, hoy toca hablar de los preocupantes números acerca de la alta cifra de contratos temporales, algo que afecta en especial a sectores como la hostelería, el turismo y la restauración en época estival.

La Unión Europea carga contra la temporalidad del empleo en España

Si echamos un vistazo a la evolución de la temporalidad en los últimos años, nos encontramos con que, aunque todavía estamos lejos del 32,6% alcanzado en 2006, en España más de una cuarta parte de los contratos son temporales (26,4%), el doble que la media de la Unión Europea, situada en 13,4%. La cifra más baja alcanzada en nuestro país al respecto fue un 22,9%, correspondiente al ejercicio de 2013. En realidad, lejos de culpar exclusivamente a la crisis, este problema parece una característica estructural de la economía nacional.

Según datos publicados por Eurostat y actualizados en agosto de este presente 2018, por lo menos desde el año 2002, la tasa de empleos no fijos o indefinidos siempre ha estado por encima del 23% en nuestro país. Incluso pese a la leve mejora económica, en el último lustro el trabajo temporal ha subido más de tres puntos.

Europa del Este, la zona con menor tasa de trabajo temporal

Mirando al resto de Europa, la posibilidad de encontrar un empleo permanente disminuyó ligeramente entre 2002 y 2017, ya que la proporción de empleados temporales en la UE aumentó del 11% en 2002 al 13% en 2017. La proporción de mujeres en situación de empleo temporal en la UE en 2017 (14%) era muy similar a la proporción de hombres (13%).

Por otra parte, la proporción total de empleados temporales varía considerablemente entre los Estados miembros, con las cuotas más altas observadas en Polonia y España (ambos 26%), Portugal (22%) y Croacia (20%). Por su parte, las más bajas las encontramos en Europa del Este: Rumania (1%), Lituania (2%), Estonia y Letonia (ambos 3%).

El 1% de España posee la cuarta parte de la riqueza del país

El crecimiento del trabajo a tiempo parcial representa otro cambio significativo en las condiciones de trabajo. La proporción de personas que trabajan a tiempo parcial en la UE aumentó del 15% en 2002 al 19% según datos de 2017 y además, fue mucho más común entre las mujeres (31%) que entre los hombres (8%) durante el pasado ejercicio.

Las mayores proporciones de trabajo a tiempo parcial se encuentran en los Países Bajos (47%), Austria (28%), Alemania (27%), Bélgica y el Reino Unido (ambos 24%). Los niveles más bajos están en Bulgaria (2%), Hungría (4%) y Croacia (5%).

Más de una cuarta parte del empleo en España son contratos temporales

Infografía | Statista

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.