Empresa

Las pymes españolas podrían ahorrar más de 1.200 euros anuales cambiando la iluminación

Las pymes españolas podrían ahorrar más de 1.200 euros anuales cambiando la iluminación

Según el estudio realizado por Endesa durante dos años entre más de 2.000 pymes españolas, el 81% no han puesto en marcha medidas de eficiencia energética, a pesar de que podrían ahorrar más de 1.200 euros al año cambiando su iluminación.

El ahorro energético es fundamental para que las pequeñas y medianas empresas sobrevivan. Según el Informe Endesa sobre el Comportamiento Energético de las Empresa Españolas 2016, presentado a finales de octubre, la falta de concienciación de las pymes en esta materia se debe a un desconocimiento del propio consumo, así como a las limitaciones para la inversión en instalaciones y equipos que mejoren la eficiencia energética.

Implementando medidas de eficiencia, una compañía del sector industrial podría ahorrar una media de mínimo 2.400 euros año. El sector agrario le sigue con ahorros por encima de los 2.100 euros al año y el sector servicios con un ahorro mínimo de 2.000 euros al año.

Viejas baterías que resucitan para iluminar zonas rurales

Según este estudio de Endesa, una de las principales medidas para mejorar el comportamiento energético es el ajuste y optimización de la potencia contratada, cuya principal ventaja para las compañías es el ahorro de una media anual de 800 euros al año, cifra que se eleva a más de 2.000 euros para el 20% de los casos.

Por otra parte, algunas compañías podrían controlar la energía reactiva, penalizada por el sistema eléctrico, mediante la instalación de baterías condensadoras que permitirían ahorrar una media de 400 euros al año. Sin embargo, el 78% de las empresas no disponen de equipos que compensen esa energía.

Apuesta por iluminación con tecnología LED

Si hablamos de iluminación eficiente, la sustitución de luminarias antiguas por otras con tecnología LED supondría un ahorro de 1.200 euros al año de promedio a las pymes. En casi la mitad de los casos estudiados (46%), la inversión era recuperada en menos de cuatro años.

Por otra parte, casi dos tercios (68%) de las compañías no ejerce un control sobre los consumos fantasmas, basados en la energía que se consume sin actividad -aire acondicionado no necesario, iluminación nocturna innecesaria o equipos informáticos encendidos sin actividad-, a pesar de que tomando medidas podrían ahorrar 1.400 euros al año.

Europa dice adiós a los focos halógenos

Aplicando las recomendaciones de Endesa, las empresas españolas podrían reducir en un 20% su consumo energético, a pesar de que los ahorros no pueden sumarse de forma integral porque algunas mejoras llevan implícita la corrección de otras. Además, un 26% de las encuestadas presentaban un potencial de ahorro incluso superior.

Invertir en ahorro energético no sólo fomenta la competitividad de las pymes sino que implica beneficios medioambientales. Las empresas que aplican medidas de eficiencia energética reducen sus emisiones hasta en un 26%, como es el caso del sector servicios, un 20% en el industrial y un 15% en el agrario.

Puedes leer el informe completo elaborado por Endesa en el siguiente enlace.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.