Empresa

Cómo ahorrar cientos de euros con una lista de ‘no comprar’

Cómo ahorrar cientos de euros con una lista de `no comprar´

Te explicamos qué es y en qué consiste una lista de ‘no comprar’, un eficaz método popularizado por la escritora Sarah Winfrey y que puede ayudarte a ahorrar hasta cientos de euros al mes. ¡Solo necesitas libreta, boli y voluntad!

Si pones mucho ahínco en ahorrar pero ningún método te funciona, tenemos una técnica muy sencilla para apartar una considerable suma de dinero al mes que puedes poner en práctica desde el momento en el que acabes de leer este artículo. Si en otras ocasiones te hemos hablado de trucos innovadores, del método Kakebo, del reto de las 52 semanas o de los gastos hormiga, hoy le toca el turno a la lista de ‘no comprar’, una estrategia cuya puesta en marcha y preparación son muy fáciles y no requieren conocimientos financieros ni de contabilidad.

La regla 50/20/30: el método definitivo para ahorrar

La autora freelance Sarah Winfrey detalla que para ahorrar dinero, es fundamental anotar los gastos excesivos, creando una lista con las cosas que tendrás “prohibido” comprar en un cierto período de tiempo, con el fin de mantener el presupuesto a raya. La escritora generó su primera lista de ‘no comprar’ en 2016 cuando descubrió que era adicta al gimnasio y derrochaba en exceso en ropa de deporte. Winfrey confesó que únicamente usaba ocho o nueve, mientras que las demás estaban cogiendo polvo en el armario.

De esta manera y tras crear esta lista para tomar conciencia del exceso de gasto, dejó de comprar ropa deportiva durante varios meses, ahorrando cientos de dólares en el proceso. “Creo que lo más importante en términos de poder es que podía decir que no, que no tenía que seguir esos impulsos”, afirmó a la revista NBC News. Además, así asentarás hábitos de consumo más responsables, contribuirás a un estilo de vida más sostenible y cuidarás el planeta.

Pasos para hacer una lista de ‘no comprar’

He aquí algunos sencillos consejos para ahorrar con tu lista de ‘no comprar’:

  • Ahonda en tus impulsos consumistas: Si no hay semana en la que no compres una camiseta, vayas a cenar fuera o pases por el bingo, revisa cuáles son tus principales impulsos de gastar dinero y comprende su origen, intentando entrar en una dinámica más pausada, responsable y concienciada con respecto al consumo. 
  • Realiza un seguimiento exhaustivo de tus patrones de gasto: Puede que haya hábitos que tal vez no tenias en cuenta, por lo que es muy positivo que durante unas semanas, anotes todos tus gastos en una libreta. Así, los podrás desmenuzar por sectores -moda, cosmética, ocio, restauración, etc- y ahorrar en base a las conclusiones.
  • Detecta tu culpa:​ Si te arrepientes de haber hecho una compra o todavía peor, no le has dado uso a algo que compraste hace meses, ya sea un dispositivo, una prenda de ropa o cualquier otro utensilio, deberías replantearte si necesitabas realmente haber gastado ese dinero. 
  • Maneja tus emociones: ¿Sientes una euforia desenfrenada al comprar ciertas cosas de forma impulsiva? ¿Experimentas una frustración terrible y desmedida cuando no tienes dinero para ello? Profundiza en la sensaciones que te desata la compra y aprende a manejarlas.
  • Corta el grifo gradualmente: Si no te ves capaz de hacerlo de golpe, inicia el descenso en el consumo de forma paulatina, o pauta excepciones para situaciones puntuales como una entrevista de trabajo, para la que podrías necesitar una prenda, o unas vacaciones.
  • Establece reglas de gasto: Una vez que hayas logrado ahorrar, ponte una normativa límite de gasto o unas reglas básicas. Por ejemplo, solamente comprar un dispositivo cuando se te estropee el anterior, intercambiar vinilos o libros en vez de comprarlos o poner a la venta una prenda en una plataforma de segunda mano antes de adquirir otra nueva.

Fuente | NBC News

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.