Empresa

AEDE se transforma en AMI y abre la puerta a medios digitales y gratuitos

AEDE se transforma en AMI y abre la puerta a medios digitales

Adiós a AEDE y bienvenida a AMI. La refundición de la Asociación de Editores de Diarios Españoles se ha hecho realidad. Con Javier Moll a la cabeza, los directivos de los más de 60 medios que forman parte de la patronal inauguran una nueva etapa bajo el nombre de Asociación de Medios de Información.

Cuatro décadas después de su creación y tras una histórica asamblea general celebrada en Madrid, la ya antigua AEDE se ha tornado hoy en AMI, un nuevo nombre que refleja las claves de la refundación, ya que la patronal se abre a todos los medios de información, sean o no gratuitos, nativos digitales o en formato papel. En la reunión se ha producido una profunda reforma de los estatutos sociales de la entidad, además de una remodelación de sus órganos de gobierno.

¿Qué ha sido del polémico Canon AEDE, dos años después?

En lo tocante a la junta directiva de AMI, esta se renueva íntegramente: a partir de ahora estará formada por presidentes ejecutivos o consejeros delegados de las empresas asociadas a la nueva organización. La comisión ejecutiva está formada por Javier Moll, presidente de Prensa Ibérica; Juan Luis Cebrián, presidente del Grupo Prisa; Luis Enríquez, Consejero Delegado de Vocento; Fernando de Yarza, presidente de Henneo y Antonio Miguel Méndez Pozo, presidente de Promecal.

Incorporación de medios digitales y gratuitos, condición innegociable

José Luis Sainz, hasta ahora máximo dirigente de AEDE y consejero delegado de PRISA, ha dado el relevo a Javier Moll, contando con el respaldo unánime de la asamblea. Este ha considerado imprescindible acometer la reforma de los estatutos para que se pudiesen incorporar los medios digitales y los periódicos gratuitos, anteriormente fuera de AEDE. Esta medida permitirá plantearse retos en torno al mantenimiento de la tasa Google o el uso de bloqueadores de anuncios.

En su primera intervención ante los asociados, Moll ha resaltado su compromiso con la libertad informativa ejercida desde la responsabilidad cívica y jurídica, en tanto en cuanto que los editores responden ante la sociedad de sus errores y de sus aciertos. También contrapuso los principios de credibilidad, veracidad, respeto y pluralidad con que ejercen la activad informativa los editores a las prácticas de quienes han generado el fenómeno de las noticias falsas, algo que “la sociedad contempla atónita”.

Otro de los puntos a tratar es la búsqueda de futuros modelos para el sector de la información. Así, la intención del presidente de AMI es fomentar ese trabajo común mediante un ente específico para periodistas en sintonía con el modelo ya existente y exitoso de la WAN, la asociación mundial de periódicos.

 

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.