Empresa

Adigital se posiciona contra el Impuesto sobre Servicios Digitales

Escrito por Marcos Merino

Ante la aprobación del “anteproyecto de Ley por el que se crea el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales”, esta asociación del sector tecnológico denuncia los efectos negativos que, en su opinión, tendría la puesta en marcha de este tributo sobre la economía de España.

El pasado 11 de octubre, Pedro Sánchez y Pablo Iglesias comparecían ante los medios para anunciar el acuerdo entre los socialistas y Podemos para aprobar los Presupuestos Generales del Estado, un acuerdo que pasaba, entre otras medidas, por crear un nuevo impuesto vinculado al sector digital. El pasado viernes, tan sólo una semana después del anuncio de acuerdo, el Consejo de Ministros aprobaba el “anteproyecto de Ley por el que se crea el Impuesto sobre Determinados Servicios Digitales”.

Este tributo, por el que el Gobierno aspira a recaudar un total de 1.200 millones de euros, se aplicará sobre las empresas con ingresos anuales totales mundiales de al menos 750 millones de euros y con ingresos en España superiores a los 3 millones de euros. Gravará al tipo del 3% los servicios de publicidad en línea, servicios de intermediación en línea y la venta de datos generados a partir de información proporcionada por el usuario. Para asegurar su cumplimiento, el anteproyecto prevé sanciones específicas; en particular, por encubrimiento del lugar de realización de dichos servicios mediante falseamiento de IPs.

Hacienda ya sabe cuánto costaría la rebaja fiscal a las pymes

La Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), que ya se había pronunciado en su momento contra las propuestas políticas que apuntaban en esta dirección, denuncia ahora que, de salir adelante esta “medida unilateral”, se producirá una fuerte pérdida de competitividad en las empresas españolas, la fragmentación del Mercado Único Digital y la paralización de la inversión. Para Adigital, este impuesto también supondrá la ruptura con los principios tributarios básicos que han guiado los sistemas fiscales de los países de nuestro entorno, esto es, la tributación sobre beneficios, considerado el mejor indicador del valor generado por las empresas (el nuevo impuesto tributaría sobre la facturación).

En palabras de José Luis Zimmermann, director general de Adigital, la asociación hace “un llamamiento a los agentes políticos para que recuperen el debate internacional en aras de adoptar medidas debatidas desde la prudencia y el sosiego y acordadas globalmente. Asimismo, insistimos en la importancia que el Mercado Único Digital tiene para la economía española y la necesidad de preservarlo e impulsarlo desde todas las instancias del Estado”.

Sobre el autor de este artículo

Marcos Merino

Diseñador web y docente de educación no formal, imparte cursos de informática en el medio rural porque las brechas están para cerrarlas. Desde que le nombraron director de la revista de su colegio, no ha dejado de escribir.