Empresa

Vodafone firma con Telefónica un acuerdo para acceder a su red de fibra óptica

Telefónica y Vodafone firman un acuerdo histórico para el acceso a las redes de fibra

Telefónica y Vodafone han llegado a un acuerdo histórico que permite a la filial del grupo británico acceder a la red de fibra óptica hasta el hogar (FTTH) del operador histórico desde unas bases comerciales y no reguladas, por un plazo de 5 años.

El acuerdo sin precedentes al que han llegado Vodafone y Telefónica permitirá que la primera pueda acceder a toda la planta de fibra óptica desplegada por la segunda en zonas no reguladas, o lo que es lo mismo, en las 66 ciudades más pobladas en las que el ex monopolio no tiene obligación de compartir su nueva infraestructura. Vodafone también podrá acceder a una parte significativa de la red de fibra FTTH en las zonas reguladas, tal y como señalan desde el diario Expansión.

Los españoles somos los europeos que más pagamos por la fibra óptica

El pacto es beneficioso para ambas partes. Por una parte, Vodafone podrá aflojar su esfuerzo inversor en fibra y concentrarse en ámbitos como el despliegue de la red móvil, además de mejorar su situación al poder llegar a un número mucho más elevado de clientes con fibra. Para Telefónica, el acuerdo proporcionará ingresos fijos por su inversión en la red de fibra óptica durante los próximos cinco años.

Vodafone se convertirá de esta manera en el principal demandante de ofertas mayoristas de Telefónica en el mercado español, teniendo en cuenta que Orange ha abogado por un esfuerzo técnico y económico para pasar de los 10 millones de unidades inmobiliarias que tiene en la actualidad cubiertas con fibra a 14 millones en 2019. Sin embargo, el acuerdo entre las dos compañías no tiene un carácter exclusivo, dada la regulación existente. Si otros interesados como Orange o MásMóvil quisieran acceder a dichas condiciones comerciales deberían aceptar el principio de compra por volumen y a largo plazo.

Un miedo que preocupa a Telefónica es que la CNMC permita en la futura regulación de la fibra prevista para 2018, que los rivales puedan alquilar las redes de domicilio en domicilio. Dicho método, que recibe el nombre de Cherry Picking, eliminaría todos los riesgos para sus competidores y provocaría que el riesgo inversor recayese sobre Telefónica, que defiende los compromisos de alquiler por volumen y a largo plazo, para contribuir a financiar los despliegues y sus pertinentes inversiones multimillonarias.

Vía | Expansión

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.