Empresa

9 claves para vender más en tu pequeño negocio

9 claves para vender más en tu pequeño negocio

Si quieres vender más en tu pequeño negocio, no te pierdas las siguientes técnicas y consejos para potenciar este aspecto y lograr hacer caja a costa de una mejor comunicación con los clientes.

Para vender más en tu pequeño negocio es preciso perseverancia, carisma, organización y actitud proactiva, ingredientes que no siempre es sencillo reunir y que es preciso potenciar a diario. Las habilidades de venta son precisas para dominar el arte de recomendar, ser convincente y creíble, además de conocer el producto a fondo.

¿Cómo utilizar la música para vender más en tu tienda física?

Si acabas de lanzar pequeña empresa o quieres mejorar la conversión en tu tienda física o incrementar la rentabilidad de tus ventas, no te pierdas los siguientes consejos que enumeramos a continuación. Una pista: el lenguaje corporal y el diálogo serán tus mejores armas.

9 trucos para aumentar las ventas en tu pequeño negocio

  • Practica la escucha activa: Nunca olvides que la comunicación es un proceso bidireccional, y por tanto, para ser un gran vendedor debes entrenar el músculo de tu escucha, poniendo concentración y atención a las necesidades, preocupaciones y objetivos de cada cliente potencial.
  • Motivación y entusiasmo: Un carácter agrio, respuestas bordes o el desánimo impregnarán tu tienda o pequeño negocio de negatividad. Retener la motivación, esforzarte por ser amable y brindar un excelente servicio de atención al cliente en persona, recomendaciones y feedback incluidos sobre productos y servicios, es un componente vital del éxito de las ventas.
  • Estrategia de ventas concreta: Levantar el teléfono, cobrar en caja y vender a ciegas es una estrategia pobre y cortoplacista. En lugar de ello, crea y redacta por escrito un plan de ventas integral y efectiva. Define tu target, estudia las preguntas más efectivas que puedes hacerle a un cliente potencial, detecta los errores de venta y optimiza todos los aspectos para una constante mejora.
  • Multitarea: Para sobresalir en el vertiginoso mundo de las ventas, debes saber hacer malabares, especialmente si te encuentras solo al frente del negocio o sois una micropyme. Llamadas a proveedores, correos electrónicos y conversaciones con clientes salpicarán tu jornada, en la que deberás procesar a la vez diferentes tareas y priorizar las responsabilidades.
  • Transparencia y honestidad: Debes mostrar el mejor de los intereses, sin recurrir al engaño ni a la adulación, posturas que pueden hacerte perder un cliente para siempre. La honestidad puede hacerte ganar muchas ventas a largo plazo y es fundamental para fidelizar a los clientes, sin sacrificarlo todo por una venta rápida.
  • Adiós a la agresividad: Otra imagen adversa de un vendedor es aquella que remite a la agresividad, a un tono verbal violento impositivo o a la excesiva insistencia. Recuerda encontrar el equilibrio entre defender y promocionar tu producto y no ser demasiado pesado ni aceptar un no por respuesta. No presiones al cliente y pon el foco en resolver dudas, problemas e inquietudes, creando así un entorno de ventas positivo.
  • Muestra empatía: Un vendedor de calidad sabe cómo sentir lo que sienten sus clientes potenciales. Por ello, poner en practicar la empatía es un rasgo vital para cada negocio, anticipándote a los deseos, miedos y problemas de tu público objetivo.
  • No subestimes el poder de las redes sociales: También para la venta física, la difusión de promociones, la creación de concursos o la visibilidad online y offiline es fundamental contar con redes sociales activas y ricas en contenido de calidad. Desde ellas puedes generar comunidad entre tus clientes, hacer networking y potenciar una sólida imagen de marca.
  • Afina tu lenguaje corporal: Postura erguida, proxemia cuidada, contacto visual, control de las manos, ausencia de tics… Cuida lo que tus gestos dicen de ti para poder vender más en tu pequeño negocio. Para tener éxito te recomendamos una postura erguida y tranquila, sonreír de forma natural y sincronizar la comunicación no verbal con la verbal.

Fuente | Small Business Trends

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.