Empresa

8 apuntes para que el espacio de trabajo fomente la cultura startup

8 apuntes para que el espacio de trabajo fomente la cultura startup

Te contamos cómo el espacio de trabajo puede fomentar la cultura startup de forma sencilla a través de preceptos como las oficinas dinámicas, el liderazgo colaborativo o los espacios con ausencia de jerarquías para promover la innovación y la creatividad.

El espacio de trabajo tiene una gran relevancia en el ambiente laboral y en las dinámicas de equipo, así como en el fomento de la creatividad, el impulso a la innovación o la puesta en práctica de un liderazgo basado en la confianza y en la colaboración. De este modo, estudios recientes como una investigación de Harvard han subrayado que las oficinas totalmente abiertas restan potencial colaborativo, mientras que un informe elaborado en Sidney determinó que más empleados prefieren las habitaciones privadas cerradas.  

¿Por qué apenas el 15% de las startups logra sobrevivir?

Desde la compañía Steelcase proporcionan ocho claves acerca de cómo el espacio tiene la capacidad de moldear el comportamiento de las personas y lograr que las compañías sean más más ágiles, innovadoras y flexibles, formando el ADN característico de las startups y empapado en flexibilidad, disrupción, innovación o creatividad. Las oficinas multifuncionales y colaborativas de este tipo de empresas deben hacer sentir a los empleados como el salón de casa, carecer de jerarquías y potenciar el bienestar de los trabajadores.

8 claves que definen los espacios de trabajo de las startups más exitosas

  • El espacio de trabajo debe reflejar la cultura colaborativa: Compañías punteras de la talla de Google o Facebook favorecen la interacción humana, la innovación, la creatividad y el talento, logrando que los empleados quieran ir a trabajar y generando un sentimiento de pertenencia. Otro ejemplo es el del fabricante de bicicletas Orbea, que permite a sus trabajadores ir en bici al trabajo, instalando duchas en sus baños, permitiendo colgar las bicicletas y ver carreras como el Tour de Francia.
  • Todos los trabajadores enseñan y aprenden: Las startups ponen en práctica un liderazgo amable y accesible, ausente de jerarquías, transparente y colaborativo. El CEO no es un jefe al uso, sino más cercano y comunicativo, que permite la creatividad y el libre flujo de ideas, democratizando el aprendizaje y el intercambio de conocimiento en todos los espacios de la startup.
  • No a los compartimentos estanco: Las startups cuentan con espacios más privados y otros que fomentan la comunicación tanto formal como informal entre iguales. Por tanto, se acabó la vieja filosofía de que cada departamento trabaje de forma totalmente independiente.
  • Control sobre los espacios según la tarea: Otro de los beneficios de trabajar en una startup es tener un mayor grado de empoderamiento y control sobre el lugar en el que se realiza cada tarea, algo que incide de forma positiva sobre la productividad y la motivación de cada empleado. También deben existir espacios de socialización, relajación y entretenimiento.
  • Entornos más desenfadados y cómodos: Facilitar a los empleados poder tener una postura más relajada, trabajar de pie o sentarse en sillones para llevar a cabo sus tareas es una ruptura muy positiva con la rígida cultura preestablecida. El ambiente debe contar con espacios de descanso, pufs y sofás de charla y equipos ergonómicos, todo ello enfocado a poder aplicar metodologías innovadoras como Agile o Design Thinking.
  • Personas en el eje de actividad: Los programas de bienestar deben aplicarse tomando este desde una perspectiva holística y satisfaciendo el plano físico, cognitivo y emocional.
  • Conexión con la naturaleza: Las oficinas verdes y el contacto con la naturaleza son esenciales para alimentar la concentración, potenciar el rendimiento, incentivar el descanso y reducir el estrés, favoreciendo el desarrollo de la imaginación y mejora el bienestar en general. Es recomendable el mobiliario elaborado a partir de maderas naturales y materiales reciclados, iluminación natural, jardines verticales, terrazas ajardinadas, huertos, plantas, fuentes, vistas al exterior y espacios al aire libre donde tomar un respiro. Si no es posible, desde Steelcase se recomienda la aplicación de los principios de la biofilia, aportándole al cerebro claves para sentirse como en un entorno natural mediante materiales, texturas, colores o patrones. 
  • Smart and connected: En una startup es imprescindible el trabajo en la nube, las soluciones de inteligencia cognitiva, los robots, la realidad aumentada o el big data, entre otras. Si estas se integran de manera inteligente en las paredes, el suelo y el mobiliario, la experiencia laboral puede focalizarse en las personas.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.