Empresa

7 trucos para relajarte antes de una entrevista de trabajo

entrevista de trabajo reclutador candidatos

La próxima vez que tengas una entrevista de trabajo acuérdate de meter un plátano en la mochila, curiosamente esta fruta puede ayudarte a calmar los nervios. Te revelamos este y otros trucos para relajarte antes de una entrevista.

Por muchas entrevistas de trabajo que hayas hecho los nervios siempre afloran poco antes de sentarte cara a cara con el reclutador.

Sentirse algo nervioso es completamente normal, si te interesa la oferta de trabajo lo raro sería que no lo estuvieras. Sin embargo, muchas veces se transforma en un estado de ansiedad que puede jugar en nuestra contra impidiendo que nos expresemos con claridad.

Entrevista de trabajo: Cómo impresionar a un reclutador en los primeros 5 minutos

Para evitar que esto ocurra te facilitamos 7 trucos para relajarte antes de una entrevista de trabajo revelados por la plataforma de empleo themuse. Se tratan de técnicas sencillas para eficaces para eliminar los nervios y demostrar todo tu potencial.

  • Medita y respira: No nos cansamos de decirlo, la meditación es una de las mejores técnicas para relajarte. El ejercicio de meditación propuesto por el hombre más feliz del mundo es muy sencillo y cualquiera puede ponerlo en práctica. La respiración también es fundamental; probablemente no haya nada más eficaz que esta técnica de respiración que usan los soldados en combate, y puedes practicarlo donde sea.
  • Cómete un platano: Además de darte energía, comerte un plátano puede ser clave para relajarte. Supuestamente su combinación de triptófano, potasio y betabloqueantes naturales ayuda a calmar los nervios.
  • Haz ejercicio: Libera los nervios antes de ir a una entrevista haciendo ejercicio. Además, la adrenalina te dará energía, mejorará tu ánimo y te hará sentir empoderado.
  • Visualiza el éxito: Imagínate bordando todas las preguntas, dejando al reclutador boquiabierto y consiguiendo el puesto de trabajo. La mentalidad positiva te acercará al éxito sin duda.
  • Sonrie, aunque no tengas ganas: No solo le transmitirás positividad al resto, también le mandarás señales positivas a tu cerebro logrando engañar a tu mente aunque estés triste o nervioso.
  • Toma el control de tu lenguaje corporal: Tus gestos corporales no solo influyen en la primera impresión que tendrán de ti, también cambia la percepción que tengas de ti mismo. Es importante que aprendas a adoptar un lenguaje corporal que transmita confianza, acabarás sintiéndolo tu mismo y relajándote considerablemente.
  • Practica, practica, practica: Por mucho que hagas, si no estás preparado para la entrevista va a ser muy difícil que no estés nervioso. Repasa todas las posibles preguntas que pueden hacerte y prepara respuestas a las mismas, si controlas la situación también controlarás tus nervios.

Sobre el autor de este artículo

Christiane Drummond

Graduada en Periodismo y redactora en TICbeat. ¿Qué me interesa? La innovación, la actualidad, la tecnología y, sobre todo, las personas.