Empresa

6 hábitos para un rendimiento extraordinario, según Brendon Burchard

6 hábitos diarios para un rendimiento extraordinario, según la ciencia

Son pocas aquellas personas del mundo que consiguen prolongar durante décadas su éxito, manteniendo un nivel elevado de satisfacción personal junto a un óptimo desempeño. Existen unos hábitos comunes que tú también puedes intentar poner en práctica.

La combinación de felicidad y éxito es una de las máximas aspiraciones de una gran mayoría de personas. Ante ello, la pregunta suele ser: ¿cómo ser exitosos y sentirnos más satisfechos? Brendon Burchard -pionero de la educación online y autor de obras como The Motivation Manifesto y The Millionaire Messenger- ha pasado más de dos décadas respondiendo a esa pregunta, y en su obra “High Performance Habits: How Extraordinary People Become That Way” proporciona las respuestas.

7 hábitos inspiradores que te harán más inteligente y creativo

Brendon, CEO de High Performance Institute y que cuenta con más de 5 millones de seguidores en su página oficial de Facebook, expone tras su extensa investigación formas prácticas y realistas de usar los siguientes seis hábitos para mejorar tu vida profesional y personal. No te los pierdas, a continuación.

6 hábitos clave para un alto desempeño, según Brendon Burchard

  • Buscar claridad: Las personas con alto rendimiento no esperan al Año Nuevo para autoevaluarse y pensar en los cambios que quieren en sus vidas, sino que buscan claridad constante y se caracterizan por el autoconocimiento. Un enfoque sencillo para ello es centrarte en cuatro cosas: autoestima, habilidades, sociales y servicio. Por ejemplo: ¿cómo describirías tu yo ideal?¿Cómo quieres comportarte socialmente? ¿Qué habilidades quieres desarrollar y demostrar? ¿Qué servicio deseas ofrecer? Pregúntate estas cuestiones con frecuencia.
  • Generar energía: Brendon destaca que la mayor parte de la gente pierde mucha energía en las transiciones entre tareas, responsabilidades o reuniones, algo que las personas de extraordinario desempeño dominan, realizando pequeños descansos psicológicos que liberan tensión y renuevan su enfoque para afrontar cada actividad. O lo que es lo mismo, se recargan a lo largo del día para sentirse más creativos.
  • Elevar la necesidad: Antes de cada actividad importante, es fundamental ahondar en la necesidad psicológica de por qué es importante para ti funcionar bien. Las personas de alto rendimiento tiene asociado a su identidad un profundo sentido de la excelencia y el desempeño óptimo. De la pasión y la necesidad de hacer las cosas bien, dedicando tu actividad a clientes, familia, compañeros de equipo o usuarios podrás involucrarte y tener siempre un porqué en la mente. 
  • Aumentar la productividad: algo que conocen bien genios de alto rendimiento como Arianna Huffington, Steve Jobs, Bill Gates, Elon Musk u Oprah WinfreyDebes tener claro que los resultados importan. Para ser productivo es importante ir cinco pasos por delante y alinearte para lograr tus objetivos, pautando los movimientos principales que necesitas para llegar a la meta, y conociendo las distracciones que debes evitar o las habilidades clave que debes desarrollar.
  • Desarrollar influencia positiva sobre otros: Enseñar a la gente a pensar y a cambiar sus vidas, desafiándolos a crecer y a superarse es fundamental, influyendo en su mentalidad de forma positiva para que esta sea más abierta, sensible, flexible y crítica. Todos aquellos capaces de impactar en los demás deben contribuir a que el resto de personas piensen por si mismas.
  • Demostrar valor: Ante el riesgo, la dificultad, el miedo o lo desconocido, las personas de alto rendimiento hablan por si mismas, comparten su verdad y sus ambiciones y honran la lucha aprendiendo a manejarla. Digamos que tienen “admiración” por las dificultades y en lugar de quejarse o rendirse antes de tiempo, identifican su misión dotándola de propósito y significado.

Vía | Inc

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.