Empresa

5 técnicas para motivar a tu plantilla de empleados

Te aportamos cinco técnicas de motivación laboral

La motivación laboral es uno de los principales factores de la satisfacción de los empleados y por ende, una clave imprescindible para la elevada productividad y la buena imagen de marca de cualquier empresa. Te contamos cinco maneras de que tu equipo incremente su motivación.

Existen factores muy diversos que inciden en la motivación de cada plantilla de empleados. Desde los salarios a el lugar de trabajo o las herramientas que tengan a su disposición, todo cuenta y suma para que los trabajadores se sientan motivados y satisfechos con su situación laboral y con el desempeño de sus funciones en la empresa. Un terreno, el de la satisfacción, que todavía requiere de muchos avances en nuestro país.

Perfiles profesionales más demandados en España para 2016

Existen determinadas estrategias o claves para que la motivación aumente de manera generalizada en tu plantilla de trabajadores, repercutiendo de forma positiva tanto para ellos como para el buen funcionamiento de la estructura de la compañía y sus resultados. Veamos cuáles son.

5 consejos para tener trabajadores más motivados

  1. Jugar en el trabajo: Esta estrategia famosa puesta en práctica por muchas compañías actuales responde al nombre de gamificación, consistente en aplicar técnicas propias de los juegos dentro de un área no lúdica. Incluir este tipo de propuestas convierte esas jornadas en momentos de diversión, conexión e intercambio positivo entre todos los miembros del equipo. Puedes consultar diferentes técnicas pinchando aquí.
  2. Horarios flexibles: ¿Sabías que perdemos una jornada laboral completa en desplazamientos a la oficina? Apostar por la flexibilidad y la descentralización -ya que gracias a las nuevas herramientas online, ya no es obligatorio acudir a la oficina– es un excelente mecanismo para que la motivación laboral aumente. Es más beneficioso adaptar la jornada laboral a la rutina del trabajador que hacerlo a la inversa.
  3. Premios por objetivos: Ya sean compensaciones económicas u otro tipo de premios como la promoción interna en la empresa, los trabajadores incrementan su satisfacción con este tipo de alicientes, contribuyendo a un clima laboral más favorable y a la reducción del estrés.
  4. Formación constante y promoción de la salud de los trabajadores: La formación de calidad frecuente y especializada impulsada por la empresa es un gran atractivo, ya no solo para motivar a los trabajadores sino para que el perfil profesional de los mismos se enriquezca, perfeccione y permanezca constantemente actualizado. Por otro lado, fomentar los hábitos saludables aportándoles facilidades para llevar una vida sana es percibido como positivo por el equipo.
  5. Autonomía y responsabilidad: Los trabajadores que tienen control sobre la gestión diaria de sus tareas y por tanto, tienen capacidad para trabajar de forma autónoma en base a los objetivos están más motivados que los que están sometidos a imposiciones más rígidas o a un control más estricto.

Sobre el autor de este artículo

Andrea Núñez-Torrón Stock

Licenciada en Periodismo y creadora de la revista Literaturbia. Entusiasta del cine, la tecnología, el arte y la literatura.